Arepa

Nanutria y la arepa. El comediante nos habla de su origen (Video)

/
3 minutos de lectura

«Mientras Jesús dividía el pan, aquí los indígenas amasaban la arepa», enfatiza sobre la procedencia del tradicional plato antes de la conquista española.

Nanutria y la arepa. El comediante nos habla de su origen.

«Los venezolanos dicen que es de Venezuela, los colombianos dicen que es de Colombia y el señor de la arepera dice que es de quien se la pague».

Así comienza su intervención el conocido comediante venezolano Nanutria – de nombre Víctor Medina -, al participar en un evento TEDx Talks sobre el interesante tema.

Nanutria y la arepa: Interrogantes sobre su génesis

Afirma que la pregunta es de la misma magnitud de «¿quién fue primero, el huevo o la gallina?».

«No importa quien haya sido primero pues los dos dentro de una arepa van a saber bien. Eso es lo importante», responde jocosamente el humonista.

Afirma que la arepa siempre había generado otro tipo de preguntas, menos sobre su procedencia.

«¿Es asada o frita? ¿Por qué a la frita se le abrirá un hueco en el centro?»

nanutria y la arepa

«O la clásica pregunta que ha hecho que las familias se separen como los montesco y los capuleto de la arepa: ¿qué viene primero, el agua o la harina?», inquiere el popular guionista.

Él piensa que es el agua lo que va primero porque la masa queda mejor. «Lo dicen las instrucciones, aunque leerlas no sea lo más venezolano del mundo».

Nanutria y la arepa: Estaba aquí antes del Descubrimiento

En torno al origen de la arepa manifiesta que lo que se sabe, en primer término, es que es precolombina, es decir, de antes de la colonización española.

«Lo que significa que es más nuestra que nada, que ha estado aquí siempre. Se cree que desde hace más de 2 mil años».

«Mientras Jesús dividía el pan aquí los indígenas amasaban la arepa».

«Nació cuando un indígena quería un sandwich pero como no había trigo decidió usar maíz. Porque se quiera o no la arepa es nuestro sanwich».

Nanutria y la arepa: Un alimento sin fronteras

«Pero lo que las investigaciones no determinan es si se hizo primero en suelo venezolano o colombiano. Recuerden que antes no existían las fronteras. Éramos un mismo territorio».

«¿Esto revela que la arepa es menos nuestra? No: la arepa sigue siendo nuestro desayuno, nuestra aliada, es nuestra amiga. Si la arepa está con nosotros ¿quién está en contra?».

«La arepa es el cable a tierra con nuestros orígenes. Nos lleva a nuestras raíces. a nuestros recuerdos», expresa el también ingeniero en sistemas.

nanutria y la arepa

Señala que la interrogante sobre la proveniencia de la arepa prevalece tras la migración, la diáspora, cuando los venezolanos se trasladaron a afincarse en otras latitudes aunque sigan siendo extranjeros.

«La arepa es lo que nos amarra, los que nos une, lo que nos identifica. De hecho, ahí es que nos enteramos de la pelea con los colombianos, cuando antes nos la comíamos y ya».

Nanutria y la arepa: «Con la migración vino la inquietud»

«Al salir y al migrar es que nos percatamos de que los colombianos sostienen que la arepa es suya. ¿Hasta eso nos van a quitar después de haber sufrido tanto?»

En este particular cuenta que salió de Venezuela en el 2017, un año repleto de protestas y problemas políticos. «Yo comía la pasta con sabor a bomba lacrimógena», comenta.

«No había trabajo, los teatros estaban cerrados. Desencantado del país me fui a México. Quería un público nuevo, recetarme. Tuve bastantes shows», narra Nanutria.

«Pero al cabo de un año me recordaron mi situación migratoria. Entonces quedé como en un limbo. Viajé a Colombia. Estaba bastante deprimido».

nanutria y la arepa

Increíble con cualquier relleno

«Buscando trabajo en un bar de Bogotá me dieron una fecha, un lunes en la noche, la peor de las fechas. Pero el mismo día de la promoción se agotaron las entradas», rememora.

«Me volvió el alma al cuerpo, me sentí querido otra vez. Obviamente, el 95 % del público era venezolano. Claro, me dije, esto es la arepa. Ellos eran la arepa para mí y yo era la arepa para ellos».

Evoca que la presentación que salió de la nada se convirtió en tres.

«La venezolanidad de la cual estaba huyendo fue la que me terminó salvando y la que me llevó, literalmente, una arepa a la boca».

«Ahora yo siento que hay que seguir más los consejos de la arepa, aprender de ella. Es muy bueno que la reconozcamos como nuestra pero hay que abrirnos a cualquier cultura, a cualquier cosa nueva».

«Si a la arepa se le meta carne el pastor, que es mexicana, la arepa queda increíble, si se le mete un asado argentino queda increíble, si le mete una chistorra también», destaca el comediante.

«La arepa no se cierra, no es que exclama ‘Venezuela es el mejor país del mundo y no quiero saber más de nada’. No: ella se abre a otras experiencias gastronómicas».

«La arepa, sin importar de qué esté rellena, siempre va a ser una arepa», concluye Nanutria su exposición.

Tomado de TEDX Talks.

También puede interesarte: La arepa venezolana y la colombiana: diferencias y similitudes.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog