Mayas

La cultura maya: Aspectos fascinantes de esa civilización +Video

/
4 minutos de lectura

Desde su imponente arquitectura hasta el sacrificio de niños, los mayas presentan diversas facetas que han captado el interés de la humanidad hasta nuestros días.

La cultura maya: aspectos fascinantes de esa civilización.

En la espesura de la jungla centroamericana surgió hace 4 mil años un pueblo desconcertante.

Hombres y mujeres avanzados que construyeron, pensaron e inventaron.

Los mayas dejaron un legado invaluable que sobrepasa sus logros más aplaudidos en el campo de la arquitectura, de la matemática y astronomía.

Una parte importante de su riqueza cultural aún es desconocida en el mundo.

Revisemos algunos de estos aspectos.

La cultura maya: Construyeron la pirámide más alta de México

Especialistas del Instituto Nacional de Antropología e Historia de México descubrieron recientemente una pirámide maya de 1.700 años de antigüedad en Toniná, en el estado mexicano de Chiapas.

Increíblemente, la imponente estructura de 75 metros de altura había logrado pasar desapercibida del atisbo científico gracias a una capa de vegetación.

Esta obra es un único edificio que reunió templos, palacios y unidades tanto habitacionales como administrativas.

La pirámide de Toniná desplazó los casi 265 metros de altura de la pirámide del Sol.

La cultura de los mayas

La cultura maya: Perfeccionaron el procesamiento del cacao

Aunque la evidencia científica apunta a que los olmecas de Mesoamérica fueron los primeros en consumir chocolate, concuerdan en que los mayas hicieron de su procesamiento un logro destacable.

La evidencia arqueológica sugiere que esta avanzada cultura procesaba el cacao hace unos 2.600 años, y que lo tenían como una bebida importante en los rituales.

Los mayas ingeniaron un espumoso y picante potaje con agua, miel, chile y harina de maíz, más otros ingredientes.

Era una bebida con muchos antioxidantes, capsaicina y proteínas.

La cultura maya: Su escritura era muy efectiva

Aunque incomprensible para muchos de nosotros, todavía se hayan vestigios mayas marcados con su compleja escritura, que data de los años 300 antes de Cristo al 100 después de Cristo.

Esta civilización se caracterizó por su desarrollada inteligencia con la que escribieron miles de textos, con sílabas de palabras completas y símbolos.

Una escritura conocida como jeroglífica.

La cultura de los mayas

Esta se lee a dos columnas, siempre de izquierda a derecha y de arriba a abajo.

Se cree que este es el sistema más sofisticado de su tipo en Mesoamérica, con el que los mayas escribieron todo lo que veían o encontraban.

La cultura maya: Las inscripciones no solo eran astronómicas

Una investigadora de Rusia hizo un descubrimiento que cambió la concepción que los arqueólogos tenían de las inscripciones halladas en los antiguos monumentos mayas.

Cuando todos creían que estas tenían exclusivamente información de carácter calendárico y astronómico, la arquitecta Tatiana Proskouriakoff reveló que también se trataban de registros de personajes y eventos.

El trabajo de esta pionera sentó las bases de las investigaciones que numerosos arqueólogos después emprendieron sobre la vida y las historias de la remota civilización centroamericana.

Escribieron libros, aunque fueron quemados

La riqueza cultural de los mayas plasmada en sus libros fue borrada por los conquistadores españoles en grandes hogueras.

Aunque escribían sobre tiras de resistente papel hecho con las cortezas de las higueras, los libros no pudieron sobrevivir a la arrogancia de los europeos que quemaron todo lo que les parecía superstición.

Solo tres códices sobrevivieron: el de Paris, el de Madrid y el de Dresde.

Este último con tablas astronómicas de asombrosa exactitud.

La cultura de los mayas

No predijeron el fin del mundo

Pese al empeño del cine de Hollywood, los mayas no predijeron el fin del mundo en su calendario.

Lo que realmente pasó fue que el 21 de diciembre de 2012 fue una fecha que coincidió con el final de un ciclo completo de 5125 años, en el llamado calendario de cuenta larga de los mayas.

Fue uno de los primeros en usar el cero como marcador de posición.

Esta civilización tenía varios calendarios. Uno de ellos, el de 260 días, se usaba para planificar ceremonias religiosas.

Alargaban las cabezas de los recién nacidos

Los seres antiguos de las Américas practicaban el aplanamiento de la cabeza como una marca de estatus social.

Los mayas no fueron la excepción.

Pero los hombres y mujeres de esta cultura no lo hacían con cualquiera: esta costumbre se empleaba exclusivamente con la cabeza de los niños de más alto rango, sacerdotes y nobles.

Para ello se colocaba la cabeza de los recién nacidos entre dos tablas que hacían presión durante varios días. El resultado era un cráneo largado pero perfecto para el estereotipo maya.

Se comunicaban con los espíritus a través de enemas rectales

El embriagante balché, bebida ingerida por los mayas, fue una de las maneras que utilizaron para alcanzar el trance en sus rituales, como la adivinación y la comunicación con los espíritus.

Pero este brebaje a base de miel de abejas, con un alto contenido de ergina, tenía una alternativa que hacía que los mayas alcanzaran la espiritualidad más rápido y sin vómito.

Se trataba del alcohol y psicoactivos por vía rectal.

Centenares de años después investigaciones científicas comprobaron que efectivamente el alcohol es bien absorbido con un enema rectal.

Sacrificaban niños a favor de la lluvia

Como la mayoría de las civilizaciones antiguas, los mayas fueron muy supersticiosos.

Cuando ofrecían sacrificios, pintaban de azul a la persona a ser sacrificada, especialmente niños, con la esperanza de que la deidad venerada les bendijera con abundante lluvia para hacer crecer el maíz.

Los mayas arrojaban a los pequeños a un sumidero natural.

Los científicos reconstruyeron los huesos de más de un centenar de cuerpos descubiertos en el fondo de una de estas cuevas en Chichen Itza.

Más del 80 % eran niños de entre 3 y 11 años.

Se adelantaron a los romanos en el uso de saunas

Cuando no estaban escribiendo o en estado de trance dejando para la posteridad sus inventos, los mayas se dedicaban a disfrutar de humeantes saunas de piedra.

En las antiguas ciudades mayas se han hallado saunas de piedra y otras levantadas con barro de adobe.

Se cree que se utilizaban con fines espirituales y de salud.

Para crear el vapor estos inteligentes seres combinaron el agua con rocas calentadas con el fuego, a las que solían agregar las benéficas hojas de sauco.

El primer baño de vapor conocido se descubrió en lo que hoy es el norte de Belice.

Con 3.000 años de antigüedad es anterior a los famosos baños de vapor de la civilización romana.

Tomado de Historia Incomprendida.

También puede interesarte: Así suena «el silbato de la muerte» que los aztecas usaban en batalla.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog