Trabajadores

La Gran Renuncia: Masivo fenómeno laboral. Sus implicaciones +Video

/
4 minutos de lectura

Agotamiento, aspiración frustrada de ascenso o bajos ingresos se combinan con otros factores para producir este movimiento que impacta en el mundo del trabajo.

La Gran Renuncia: masivo fenómeno laboral. Sus implicaciones.

Así ha sido denominada una ola de dimisiones masivas que se inició en Estados Unidos, en donde se registra una superabundancia de empleos y escasez de trabajadores.

La Gran Renuncia: Millones de trabajadores

De acuerdo con fuentes oficiales, casi 4 millones de ciudadanos norteamericanos dejaron sus puestos de trabajo cada mes durante 2021.

Se trata del 2.7 % de toda la fuerza de trabajo del país.

Corresponde a una situación sin precedentes a ritmo de nivel histórico, en momentos en que la economía sale de una recesión inducida por la pandemia de Covid-19.

Lo que está ocurriendo siembra una huella perdurable en el mercado de ocupaciones.

La Gran Renuncia: El concepto

El término fue acuñado por primera vez en 2019, por el académico Anthony Klotz, para designar el éxodo voluntario y en gran escala del movimiento de empleados.

Se considera que la tendencia continuará y, de acuerdo con encuestadores de nombre, 48 % de los trabajadores han manifestado estar buscando nuevas oportunidades.

La Gran Renuncia:

Cientos de empresas buscan empleados pero pocas compañías logran contratarlos, ni siquiera incrementando el salario.

Entre febrero y abril de 2020 la cifra de desempleados en la nación norteña ascendió 5.717.000 hasta 23.109.000, en medio del efecto provocado por la emergencia sanitaria del coronavirus.

Hubo un descenso paulatino en la medida en la que gobiernos, corporaciones y trabajadores encontraban la manera de adaptarse y de mantener la economía activa.

La Gran Renuncia: Impacto en la fuerza laboral

La Gran Renuncia revela que, en miras de expandirse a otras latitudes, más del 40 % de la fuerza laboral del orbe está evaluando la posibilidad de cambiar de patrono.

Lo cierto es que hay una masa de trabajadores desarticulada y desmotivada.

Los sectores más afectados son salud, servicios sociales, hotelería, restaurantes y ventas, entre otras.

Por su parte, las artes y el entretenimiento, la construcción, la manufactura y la educación han duplicado los abandonos.

La Gran Renuncia: Factores que la originan

Cuando se revisan el origen de esta situación se encuentran factores concretos, de acuerdo con los estudios de Klotz, quien es profesor en la Escuela de Negocios Mays de la Texas A&M University.

El primer factor es que muchos empleados que estimaban salir de sus cargos en 2020 postergaron tal decisión.

«Entre 2015 y 2019, la cifra de renuncias en Estados Unidos crecía año tras año, pero ese número se redujo mucho en 2020, lo que tiene sentido debido a la incertidumbre de la pandemia», dice el experto.

La Gran Renuncia:

«Estas personas se quedaron en su empleo, aunque querían dejarlo».

Se estima que en 2020 hubo en Estados Unidos casi seis millones de renuncias menos de las que se proyectaban.

Cuando se actualizaron las cifras se encontró que ya en abril de 2021 se produjo una marca sin precedentes de renuncias, de acuerdo con el Departamento del Trabajo.

La Gran Renuncia: Agotamiento

Otra causa importante para que los empleados hayan tomado la respectiva decisión es el agotamiento laboral.

Se conoce, gracias a numerosas investigaciones, que cuando la gente se siente agobiada en el desempeño de su oficio, tiene más probabilidades de renunciar.

El especialista afirma que mucha gente que está trabajando desde casa intenta lograr un equilibrio entre su familia y su empleo, mientras experimenta altos niveles de desgaste.

«En estos momentos hay más trabajadores ‘quemados’ – burn out – de los que normalmente existen», manifiesta el entendido en psicología organizacional.

La teoría, en estos casos, indica que debe tomarse un buen descanso.

Pero es probable que quienes no tengan la opción vean en la renuncia la alternativa a asumir.

Dejando la ocupación

Otro motivo ocurre cuando las personas, aunque estén satisfechas con su trabajo, acusen algo repentino que les haga pensar en dejar el empleo.

Esas incidencias estriban en no obtener un ascenso y u sueldo al cual aspiraban, la renuncia de un compañero de labores u otras situaciones por el estilo.

Algunos trabajadores se percataron de que quieren pasar más tiempo con la familia; otros sienten ahora que su oficio no es tan importante como pensaban o quieren instaurar su propio emprendimiento.

En la Gran Renuncia también repercute el hecho de que muchos que se adaptaron al teletrabajo ahora no quieran regresar a la oficina o a la fábrica.

«Cuando trabajas de forma remota puedes estructurar tu jornada como quieres y tienes mucha más flexibilidad», sostiene Klotz.

Asevera que la gente no quiere perder esa libertad, manifestando que renunciar para enfocarse en un empleo remoto o híbrido puede ser una opción.

Trabajo remoto

Microsoft emprendió una investigación alusiva encontrando que 70 % de los empleados quieren que sus contratantes mantengan las categorías flexibles de trabajo remoto.

De hecho, 45 % de quienes laboran a distancia hacen ahora planes para mudarse.

En este sentido, una investigación de Linkedin destaca que los anuncios de puestos de trabajo remoto en la plataforma se quintuplicaron en el lapso de un año.

La Gran Renuncia:

Con 27 % el sector de medios y comunicación lidera ese escenario, seguido por la industria de software y tecnologías de la información (22 %).

La situación de los mal pagados – abanderados por quienes se desenvuelven en el rubro de restaurantes y hoteles – constituye un quinto elemento en la ola de renuncias.

La Oficina del Trabajo de Estados Unidos subraya que en tiempos recientes más de 740.000 personas del sector abandonaron sus puestos.

Postura ante las exigencias

La economista laboral Julia Pollak acota que hay mucha rotación en los puestos de bajos salarios.

«Allí la gente no tiene una progresión profesional. Si encuentras un trabajo que te ofrece solo un poco más, cambiarlo no tiene ningún costo para ti», son sus palabras.

Entretanto, los empleadores lidian con las exigencias de retener a sus trabajadores y encontrar nuevos talentos.

«Muchas organizaciones conversan con sus empleados para entender qué es lo que quieren y decidir. ‘Esto es lo que vamos a hacer’, podrían contestarles, y algunos no estarán contentos», según Klotz.

Habrá entonces, compañías que querrán retornar al trabajo presencial, otras implantarlo completamente remoto y otras se abocarán a un formato híbrido.

«Los empleados han trabajado de forma remota durante este tiempo y ha funcionado. Ellos querrán saber por qué no pueden seguir haciéndolo».

Son palabras de Cassie Whitlock, jefa de Recursos Humanos de la plataforma de gestión de talentos BambooHR

«Si les vas a pedir que vuelvan, más te vale que tengas una argumentación convincente», sentencia la ejecutiva.

Tomado de BBC News Mundo, Roxana Kreimer.

También puede interesarte: Razones por las que regresarás a tu escritorio en el trabajo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog