Sábila

Cómo usar la sábila para la cara: útiles y prácticos consejos +Video

/
2 minutos de lectura

La planta tiene múltiples usos, algunos relativos al cuidado de la belleza. Pero no es un asunto nuevo: en la remota antigüedad ya se le empleaba.

Cómo usar la sábila para la cara: útiles y prácticos consejos

Uno de los aspectos de salud que más se consideran es el cuidado de la piel, tópico conocido en el mundo entero.

La historia nos enseña que hasta la reina Cleopatra de Egipto la usaba en sus tratamientos de belleza, mezclándola con baños de leche de cabra.

Veamos cómo usar el aloe vera, como también se conoce a la sábila, para conservar fresca y tersa la piel.

Cómo usar la sábila para la cara

Originaria de Arabia, se parece a un cactus y crece en climas cálidos y secos.

Lo primero es cortar, por supuesto, la hoja de la planta.

Esta se lava con agua y se pica en pedazos. Una vez que está cortada la hoja de sábila se procede a quitarle las espinas laterales para impedir que lastimen las manos.

Luego, cada pedazo se corta en dos mitades para lavarlos y remover el gel amarillo que contienen las hojas.

La sábila tiene muchos beneficios para el cutis, ayudando a limpiar y a hidratar la piel.

Así que si tienes piel seca la sábila es 100 % recomendada. Asimismo, nos ayuda a evitar las arrugas.

Cómo usar la sábila para la cara

La sábila y sus propiedades para la salud del rostro

Además, posee propiedades antiinflamatorias y antibacterianas por su contenido de ácido salicílico.

Ayuda a evitar el acné. La sábila procura, igualmente, impedir el enrojecimiento de la piel.

Una vez que tenemos las hojas de sábila bien lavadas le vamos a extraer el gel con una cuchara. Se trata de la manera más práctica para hacerlo.

Posteriormente, cuando hayamos removido todo el gel de las hojas lo vamos a licuar.

Luego de usar la licuadora sigue el vertido del gel en una bandeja de cubitos de hielo. Una vez que hayamos echado todo el gel en la bandeja, esta se introduce en la nevera para congelar el gel.

Esto lo vamos a hacer durante horas o por la noche, resultando más práctico.

Cómo usar la sábila para la cara: Cubitos congelados

Una vez que están listos los cubitos sigue su aplicación en el rostro a través de un suave masaje, tanto con el gel congelado como con la yema de los dedos.

Hay que dejarlo actuar entre 5 y 10 minutos, y enjuagar con abundante agua fría.

Y secar con un paño suave.

Una precaución que hay que tomar en cuenta antes de aplicarse la sábila es asegurarse de que la persona no es alérgica.

Este uso de la sábila ayuda a prevenir el envejecimiento prematuro de la piel.

Cómo usar la sábila para la cara

Cómo usar la sábila para la cara contra el acné y otras finalidades

En cuanto al acné, se debe mezclar una cucharada de sábila con 3 gotas de judo de limón recién exprimido y meterlo en la nevera en un frasco hermético.

Esa solución fría se va a aplicar sobre las machas y cicatrices de acné una o dos veces al dìa.

La sábila también retiene la hidratación sin dejar grasoso el cutis, le devuelve la luminosidad a la piel y mejora su elasticidad, además, como dijimos, de reducir las arrugas visibles.

Entre otros beneficios de la sábila o aloe encontramos que limpia y exfolia ligeramente la piel, eliminando impurezas y células muertas; y ayuda a tratar los efectos del calor, como los granos y el sarpullido.

Disminuye el tiempo de cicatrización de las quemaduras de primer y segundo grado y de la heridas en general.

Y se usa en el tratamiento de enfermedades dérmicas como herpes simple y psoriasis.

Si no tienes una planta de sábila o aloe vera en tu casa ya tienes motivos más que suficientes para conseguirla en pro no solo de tu embellecimiento sino de tu salud.

Tomado de Bessy Dressy, Perfumerías Unidas.

También puede interesarte: Aceite de coco: Seis razones para utilizarlo en tu rutina de belleza.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog