Gran Inconformidad

La Gran Inconformidad: Un enigma geológico (+Video)

/
3 minutos de lectura

Las capas que revelan la edad de la Tierra presentan una curiosa característica que supone todo un misterio. Los científicos ahondan en sus investigaciones parea encontrar la verdad absoluta

La Gran Inconformidad: un enigma geológico.

Se trata de un período de la Tierra de hasta mil millones de años que no tiene registro.

Revimos el asunto con el estudio respectivo.

La Gran Inconformidad: Un bache en la edad de la Tierra

Las rocas de la superficie del planeta nos cuentan su historia.

Cada una de las formaciones geográficas nos revela cómo se formaron los paisajes y su edad.

Las piedras más cercanas a la corteza terrestre son como las primeras páginas de un libro.

Pero entre las capas más recientes y las más antiguas hay un bache. Es decir, como si, metafóricamente, faltaran páginas.

la gran inconformidad

Ese vacío que, como dijimos, de acuerdo con la Unión Geofísica de Estados Unidos, corresponde a mil millones de años, es la Gran Inconformidad.

«Es casi un cuarto de la historia de la Tierra, eso es un montón de información perdida, un montón de tiempo que está perdido».

Son palabras de la geóloga estadounidense Barra Peak, candidata a doctorado en Ciencias Geológicas de la Universidad Colorado Boulder.

La Gran Inconformidad: Amnesia geológica

¿Qué pistas se tienen sobre esta «amnesia» geológica?

El paso del tiempo queda registrado en las capas de roca y sedimento que se van acumulando unas sobre otras.

Las inferiores son más las más antiguas.

Al estudio de estas capas se le llama estratigrafía.

El Gran Cañón, en el estado norteamericano de Arizona, es uno de los lugares más famosos del mundo que nos muestra esas capas.

Fue en 1869 cuando el geólogo John Wesley Powell advirtió que faltaba un pedazo del tiempo que no estaba reflejado en las piedras.

La Gran Inconformidad: Inconformidades en rocas y sedimentos

Estas «inconformidades», explican los expertos, ocurren cuando las rocas y sedimentos se erosionan y transcurre el tiempo antes de producirse una nueva capa.

En algún momento sobre la superficie erosionada se forma una nueva capa. Sin embargo, no se llenará la brecha durante la cual no se acumuló sedimento.

la gran inconformidad

Por eso es que se observan capas muy antiguas que se asientan directamente sobre rocas jóvenes, sin que haya una franja de mediana edad.

Peak revela que la ausencia de capas ocurre en algunos lugares porque fueron destruidas por el agua o la erosión. Terminaron convirtiéndose en arena, como la de los océanos antiguos.

En otros sitios puede que ni siquiera haya existido la capa.

«Puede ser que en esos lugares nunca haya habido arena ni arcilla depositada que luego se convirtiese en roca, que en ese paisaje realmente no estuviera pasando mayor cosa», afirma la científica.

La Gran Inconformidad: Hipótesis que se manejan

La causa de la Gran Inconformidad estriba en varias hipótesis.

La primera de ellas habla de Rodinia, un supercontinente anterior a Pangea, formado entre hace mil millones y 800 millones de años.

Se supone que en ese tiempo las rocas quedaron expuestas a las condiciones atmosféricas, favoreciendo la destrucción del nuevo material.

O se comenta su fragmentación, hace unos 750 millones de años.

Otra posibilidad similar habría acontecido durante la prevalencia de Pannotia, otro supercontinente, con una data de 580 millones de años.

Y también se cuenta con la hipótesis climática.

Hubo una etapa de enfriamiento del planeta hace 700 millones de años, cuando la Tierra estaba cubierta por glaciares.

Entonces, se piensa que el hielo pudo haber removido las capas más extensas.

Respuesta esquiva

«Quizás no hay una única y simple respuesta que explique el fenómeno a nivel global»

«Puede que no solo se deba a la formación de los continentes o al clima, sino a las características regionales que controlan la forma en la que se erosionan las rocas», manifiesta Peak.

Para precisar la edad de las rocas y de las capas que hacen falta se considera el denominado decaimiento radiactivo, bajo el cual se analizan los elementos químicos en los que se van descomponiendo las rocas.

Todo esto nos conduce a determinar cómo era la Tierra primitiva y, por ende, la evolución de la vida.

Mientras, la Gran Inconformidad sigue siendo un desafío para la mente de los conocedores.

Tomado de BBC News Mundo, Geología activa.

También puede interesarte: La Tierra… ¿y si tuviéramos que vivir fuera de ella?

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog