Triglicéridos altos

Los triglicéridos altos son peligrosos para la salud. Cuídate (+Video)

/
3 minutos de lectura

Tenerlos elevados puede desencadenar el endurecimiento de las arterias o el engrosamiento de las paredes arteriales, entre otras consecuencias

Los triglicéridos altos son peligrosos para la salud. Cuídate.

Los triglicéridos son un tipo de grasa que circula por el torrente sanguíneo.

Cuando se come el organismo convierte todas las calorías que no requiere de inmediato en triglicéridos.

Triglicéridos altos: Lo que pasa con las células grasas

Estos se almacenan en las células grasas.

Las hormonas liberan esas grasas para obtener energía entre las comidas.

Si se ingieren más calorías de las que se queman – principalmente, alimentos ricos en carbohidratos – , los triglicéridos pueden alcanzar niveles altos.

Esto se llama hipertrigliceridemia.

triglicéridos altos

Lo que desencadena tener los triglicéridos altos

Tener los triglicéridos en niveles superiores puede desencadenar el endurecimiento de las arterias o el engrosamiento de las paredes arteriales, lo que se denomina arterioesclerosis.

Ello conlleva el riesgo de sufrir un accidente cerebrovascular, un ataque cardíaco u otras patologías del corazón.

Asimismo, pueden causar inflamación del páncreas o pancreatitis.

Además, condiciones como la obesidad y el síndrome metabólico, demasiada grasa en la cintura, hipertensión arterial, hiperglucemia y niveles anormales de colesterol.

También pueden denotar diabetes tipo 2.

Triglicéridos altos… Pero, ¿cuáles son los niveles óptimos?

El nivel normal de los triglicéridos se sitúa en 150 miligramos por decilitro (mg/dl)

El nivel límite es de 150 a 199 mg/dl.

En tanto que los triglicéridos están altos cuando se ubican en el rango de 200 a 499 mg/dl.

Finalmente, se considera que el nivel de los triglicéridos es muy alto cuando registra 500 mg/dl.

Conozcamos, ahora, los principales síntomas de tener los triglicéridos altos.

triglicéridos altos

Los triglicéridos altos pueden causar frecuentes dolores de cabeza

Es posible que la frecuencia con la que sufrimos dolor de cabeza aumente cuando tenemos en la sangre los triglicéridos elevados.

A veces podemos confundir estos dolores de cabeza con un episodio de migraña.

Por ello es aconsejable realizarse exámenes de sangre cuando empezamos a tener más dolores de cabeza de lo habitual.

Sufrir halitosis…

La halitosis es el mal aliento.

Sufrir de un mal aliento de manera constante, incluso si tenemos unos buenos hábitos de higiene bucal, puede ser indicativo de triglicéridos altos.

La causa del mal aliento es un cambio en el pH de la saliva de nuestra boca.

Este cambio de pH es causado por una alteración de los triglicéridos en el cuerpo. Y va a favorecer la flora bacteriana bucal y causarnos un mal aliento de manera permanente.

triglicéridos altos

Dolor de pecho

Igual que el colesterol pueden favorecer la acumulación de grasa en el interior de las arterias.

Si las arterias que irrigan al corazón comienzan a llenarse de grasa, este no va a recibir el aporte de nutrientes y oxígeno que necesita.

Ello va a traducirse en un dolor de pecho.

Si se empieza a sufrir de dolor de pecho durante varios días seguidos, lo más recomendable es hacerse un análisis sanguíneo para comprobar los niveles de colesterol y triglicéridos.

Pesadez e inflamación después de comer

Hay que saber que acumular triglicéridos en el hígado puede afectar a la función hepática.

El hígado es un órgano que se encarga de la producción de gran cantidad de enzimas digestivas.

Cuando el hígado no funciona correctamente a causa de unos triglicéridos elevados, no va a ser capaz de crear las enzimas digestivas necesarias para una buena digestión.

Esto se traduce en una sensación de pesadez justo después de comer y en una inflamación de nuestro abdomen.

Xantomatosis eruptiva

Esta afección consiste en la aparición de pequeños bultos rojizos en la superficie de nuestra piel.

La causa es un aumento de los niveles de grasa en nuestra sangre.

En el caso la grasa van a ser los triglicéridos altos.

La xantomatis eruptiva no es una anomalía peligrosa, pero sí es verdad que puede causar bastante picor.

Estos pequeños bultos pueden aparecer por todo el cuerpo, aunque es más frecuente encontrarlos en regiones como los hombros, los brazos o las piernas.

Sensación de cansancio

Es posible cuando tenemos unos triglicéridos elevados que empecemos a notarnos más cansados de lo habitual y que nos falte muchísima energía.

Tener una alteración en los niveles de triglicéridos puede afectar al metabolismo, lo que significa una menor producción de energía.

Si el cansancio se inicia de manera repentina y no cede con el paso de los días, sería aconsejable comprobarse los niveles de triglicéridos en la sangre porque puede ser que estén elevados.

Sensación de hormigueo y adormecimiento en las extremidades

Como ya hemos descrito, pueden favorecer la acumulación de grasas en los vasos sanguíneos.

Y obstruir el paso de nutrientes y oxígeno a distintas zonas de nuestro cuerpo.

Cuando nuestras extremidades no reciben el oxígeno que necesitan a causa de una obstrucción de los vasos sanguíneos, vamos a experimentar una sensación de hormigueo y entumecimiento en manos y pies.

Es bueno saber que en la mayoría de los casos unos triglicéridos elevados no suelen tener signo alguno, pero en un pequeño porcentaje aparecen las señales que hemos citado.

Para mantenerlos a raya se aconseja hacer ejercicio, reducir la ingestión de azúcar, carbohidratos refinados y alcohol.

Igualmente, se recomienda consumir más pescado que carnes rojas.

Tomado de Las Provincias, Aprend`Enfermería.

También puede interesarte: Tipos de colesterol: el bueno, el malo y el feo +Video.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog