Amor propio

Fomentar el amor propio y la autocompasión es un forma de crecer

3 minutos de lectura

Aprender a perdonarte a ti mismo por los errores que cometes y tratarlos como oportunidades para crecer es un paso hacia la práctica del amor propio.

Fomentar el amor propio. No es un estado fijo.

¿Sabes qué es el amor propio?

Es más que cambiar el cabello, conseguir un nuevo guardarropa o intentar redefinirse.

El amor propio es ganar aprecio por ti mismo a través del apoyo físico, emocional y espiritual que te proporcionas.

Aunque no es un estado fijo podría serlo con el tiempo a través de acciones que conduzcan a la persona a la madurez.

Establecer el amor propio puede ser un largo viaje, pero es un paso vital para mejorar tu salud mental y tu felicidad general.

Veamos algunos consejos que pueden ayudarte en el camino.

Fomentar el amor propio: Perdonarte a ti mismo

¿Eres excesivamente duro contigo mismo?

A veces cuando luchas por la perfección terminas pasando por alto el hecho de que eres solo un ser humano.

fomentar el amor propio

Aunque puedas decirte a ti mismo que solo te estás responsabilizando por tus actos, demasiada insistencia puede ser perjudicial para tu salud mental.

En cambio, aprender a perdonarte a ti mismo por los errores que cometes y tratarlos como oportunidades para crecer es un paso hacia la práctica del amor propio.

Fomentar el amor propio: Ser consciente

¿Las metas que te propones son realmente lo que quieres?

¿O te las impone la sociedad?

Ser introspectivo o consciente puede darte una sensación de claridad sobre quién eres, cómo piensas y qué quieres.

Te equipa de autoconocimiento que puedes utilizar para seguir adelante.

Algunas maneras de practicar la conciencia pueden ser llevar un diario, meditar o simplemente tomarse un tiempo para reflexionar sobre uno mismo.

Fomentar el amor propio: Actúa de acuerdo con tus necesidades

¿Sabes qué es lo que te da energía? ¿Qué es lo que te hace feliz?

Quizá te sientas abrumado por la necesidad de pasar tanto tiempo con tus amigos, pero te sientes mal por querer alejarte.

Forzarte a ir de todos modos puede terminar agotando tu energía y dejándote exhausto.

fomentar el amor propio

Por eso es tan importante identificar las cosas que te hacen sentir mejor frente a las cosas que te hacen sentir peor.

Saber lo que necesitas y actuar en función de esos requerimientos es una forma de amor propio.

Y puede ser de gran ayuda para tu bienestar mental y emocional.

Fomentar el amor propio: Establecer límites

¿Hay ciertos comportamientos que no estás dispuesto a aguantar?

El propósito de establecer unos límites no es echar a la gente de tu vida, sino más bien ayudarte a identificar lo que es aceptable o bienvenido en tu vida y lo que no.

Los límites saludables te ayudan a filtrar las cosas que drenan tu energía y que te dañan emocional, física o espiritualmente.

Una forma de fijar límites es comenzar con la jerarquía de las necesidades de la pirámide de Maslow.

Descubre qué necesitas para sentirte amado o aceptado y a partir de ahí trabaja en ello.

Fomentar el amor propio: Protégete

¿De qué tipo de personas te rodeas?

Otra forma de practicar el amor propio es protegerse.

Esto puede significar traer personas a tu vida que sean de apoyo y quienes contribuyan a tu salud, mental, emocional y espiritual en lugar de destrozarla.

Deshacerse de los amigos falsos o de cualquiera que se regocije en tu miseria es importante para tu autoestima y confianza en ti mismo.

fomentar el amor propio

Fomentar el amor propio: Vive intencionadamente

¿Cuáles son las cosas que hacen que tu mirada se ilumine? ¿Qué te inspira?

A veces es fácil simplemente seguir una rutina en tu día a día hasta el punto en que ya no piensas mucho acerca de estas cosas.

Pero es importante vivir la vida intencionadamente y tomar decisiones que te ayuden a avanzar hacia tus metas.

Por ejemplo, si tienes la intención de vivir una vida pacífica y saludable necesitas tomar decisiones que respalden ese objetivo.

Por ejemplo, aprender a meditar o empezar a mejorar tu dieta.

Valórate

¿Te regañas a ti mismo cuando no terminas todo lo que te habías propuesto?

Habrá momentos en los que no logres todo lo que planeas hacer, pero reconocer y apreciar tu esfuerzo y la parte que sí has hecho es importante.

Es fácil concentrarse solo en lo que es tu culpa, pero mostrar habilidad y compasión incluso en la forma en la que te hablas a ti mismo, puede ayudar a anular los patrones mentales negativos que puedas tener.

Asimismo, ayudarte a sentirte amado y apoyado.

Practica el cuidado personal

¿Ignoras a veces tus necesidades?

Atender tus necesidades básicas es un acto de amor. Incluso, tomarse unos minutos al día para revisar y darte lo que necesitas puede ayudar a que te sientas mucho mejor.

Ya sea sumergirse en un baño caliente, comer algo sano o hacer ejercicio.

Practicar el cuidado personal puede ser de gran ayuda para mejorar tu salud mental y tu felicidad.

Tomado de Psycho2Go.

También puede interesarte: Enamorarse después de los 50: nunca es tarde cuando la dicha es buena.

¿Te gustó el contenido? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog