Dieta rica en grasas aumentan el óxido nítrico y el desarrollo del cáncer

Dieta rica en grasas aumentan el óxido nítrico y el desarrollo del cáncer

2 minutos de lectura

Un nuevo estudio relaciona la dieta rica en grasas con los niveles de óxido nítrico y el desarrollo del cáncer

La hipótesis de que los hábitos alimenticios pueden preceder e incluso agravar el desarrollo del cáncer se ha planteado desde hace mucho tiempo. Una reciente investigación demuestra un vínculo directo entre la cantidad de grasa incluida en la dieta y los niveles corporales de óxido nítrico; una molécula que se relaciona con la inflamación y el desarrollo del cáncer.

El estudio, realizado por el Instituto Beckman de Ciencia y Tecnología Avanzadas (EE UU), buscaba una relación entre el aumento de los niveles de óxido nítrico con la inflamación y la inflamación con el cáncer.

«La inflamación puede desempeñar un papel importante en este entorno. Cierta respuesta inflamatoria proviene de alimentos altamente procesados, que son ricos en calorías y grasas. Queríamos comprender los vínculos entre los alimentos, la inflamación y los tumores a nivel molecular, por lo que tuvimos que desarrollar sondas avanzadas para poder visualizar estos cambios»; ha explicado Anuj Yadav, investigador asociado y coautor principal del estudio.

«El cáncer es una enfermedad muy complicada»; indica Yadav, quien asegura que no se trata solo de unas pocas células tumorales, sino de todo el microambiente o ecosistema del tumor que sustenta a las células.

Para demostrar la conexión entre las dietas ricas en grasas y los niveles de óxido nítrico a nivel molecular, los investigadores han desarrollado una sonda molecular altamente sensible capaz de obtener imágenes de tejidos profundos.

Estas sondas moleculares han sido fabricadas «a la medida para descubrir cosas que no se sabían antes»; explican, con lo que han podido «observar características moleculares que son invisibles a simple vista»; agrega Jefferson Chan, profesor asociado de química en la Universidad de Illinois Urbana-Champaign e investigador principal en este estudio.

En concreto, los investigadores utilizaron esta sonda para diseñar un estudio de dieta en ratones, en el que compararon la tumorigenicidad de los ratones portadores de cáncer de mama con una dieta alta en grasas (60% de las calorías procedentes de la grasa) con ratones con una dieta baja en grasas (10% de calorías provenientes de la grasa) midiendo los niveles de óxido nítrico en ambos grupos.

Según explica Michael Lee, coautor del estudio, «como resultado de la dieta rica en grasas, vimos un aumento en el óxido nítrico en el microambiente del tumor».

Este hallazgo abre la puerta a nuevas implicaciones para el diagnóstico y el tratamiento del cáncer. «Sin esta tecnología, no verías este eslabón molecular faltante»; comenta Chan, que lanza al aire la siguiente pregunta: «Ahora que sabemos lo que está pasando, ¿cómo lo prevenimos y cómo mejoramos esta situación?».

Los investigadores concluyen que «el microambiente del tumor es un sistema muy complejo, y realmente necesitamos entenderlo para comprender cómo funciona la progresión del cáncer». En ello pueden influir «muchos factores», indican, «desde la dieta hasta el ejercicio, factores externos que realmente no tenemos en cuenta y que deberíamos cuando consideramos los tratamientos contra el cáncer», zanjan.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Tomado de 20 MINUTOS

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog