Emociones

Controla tus emociones y evita que ellas te controlen a ti

3 minutos de lectura

Puede ser fácil categorizar nuestros arrebatos emocionales como simples reacciones desencadenadas por factores estresantes del entorno.

Controla tus emociones y evita que ellas te controlen a ti.

Es la esencia de la inteligenci emocional.

¿Alguna vez te has arrepentido profundamente de algo que dijiste o hiciste?

A veces actuamos por impulsos o dejamos que nuestras emociones se apoderen de nosotros.

Tenemos tantas emociones que es fácil para ellas tomar el control.

Las cinco emociones básicas son alegría, tristeza, miedo, asco e ira.

Controla tus emociones

Y pueden derivar a menudo en muchos más sentimientos como los celos, el nerviosismo, la desilusión, agradecimiento y satisfacción.

Puede ser fácil categorizar nuestros arrebatos emocionales como simples reacciones desencadenadas por factores estresantes del entorno.

Pero de hecho es posible controlarlos.

Si empiezas a reconocerte a ti mismo como el jefe de tus emociones surgirán menos momentos de arrepentimiento o disgusto en tu vida.

Dominar tus emociones es difícil pero cualquiera puede hacerlo.

Veamos algunos consejos.

Controla tus emociones: Reconoce y deconstruye tus emociones

Si no sabes distinguir lo que sientes o cómo te sientes es difícil dominar esa emoción.

Pero para poder descifrar lo que sientes tienes que aprender qué es lo que estás sintiendo realmente.

Desarrollar un sentido claro de lo que sientes puede prevenir el comportamiento compulsivo que se deriva del estrés emocional.

Una forma de desarrollar la conciencia emocional es realizar un seguimiento de tus emociones.

Pregúntate ¿qué estoy sintiendo?, ¿cuándo empecé a sentirme así? y ¿qué causó ese sentimiento?

Esta práctica de reconocimiento impide que generalices tus emociones.

Por ejemplo sentirse mal puede fragmentarse en muchas otras emociones como la ansiedad, la frustración o el miedo.

Los estudios demuestran que categorizar los sentimientos ayudan a reducir el estrés y la ansiedad relacionados.

Una vez que hayas desarrollado vocabulario para definir tus emociones entonces podrás deconstruirlas hasta llegar a sus manifestaciones físicas.

Las manifestaciones físicas son la forma natural del cerebro de lidiar con sentimientos agobiantes.

En el caso de que estés enojado puedes sentir calor como si la sangre corriera hasta tu cara y tu cuello y burbujeara hasta tu piel.

Desarrolla inteligencia emocional: Controla tus emociones

Fomentar la inteligencia emocional es quizá el primer paso hacia el dominio de tus emociones.

La inteligencia emocional es una palabra digna de mención.

Generalmente, inteligencia emocional implica la capacidad de identificar y nombrar lo que sientes junto a la capacidad de aprovechar esas emociones para aplicarlas a determinadas tareas y al manejo de tus emociones.

Cultivar la inteligencia emocional te ayudará a definir mejor lo que sientes en una situación determinada.

Por tanto, adaptar tus emociones para adaptarte al momento.

Controla tus emociones

Puede que a menudo generalices tus emociones.

Por ejemplo, derramar café sobre tu sweater favorito arruinará automáticamente el resto de tu día.

Pero si aprendes a reconocer lo que sientes en ese momento sabrás los próximos pasos a seguir para que eso no eche a perder tu día.

Hay algunas habilidades que pueden ayudarte a cultivar la inteligencia emocional.

Ellas son practicar la autoconsciencia, canalizar tus emociones, motivarte a ti mismo y también cultivar la empatía tanto para los demás como para ti mismo.

Controla tus emociones: Aprende nuevos conceptos

Nuevas experiencias pueden abrir tu mente y presentarte perspectivas que a su vez te permiten crear nuevos patrones de comportamiento.

Muchos de nosotros preferimos confiar en patrones de comportamiento establecidos en lugar de adoptar un nuevo modelo de comportamiento.

Pero tener una mente abierta sobre la vida y contar con diferentes perspectivas te ayuda a reconocer y a aceptar la responsabilidad personal por tus propios éxitos o fracasos.

Puedes aprender nuevos conceptos experimentando nuevas culturas, otro idioma o leyendo un libro.

Esto estimula tus neuronas.

Practica el cuidado personal: Controla tus emociones

El cuidado personal puede influir en qué tan bien dominas tus emociones.

Se ha descubierto que caminar puede aumentar el flujo sanguíneos cerebral responsable de crear claridad mental.

El ejercicio también disminuye las posibilidades de rumiar pensamientos y reduce la actividad neuronal en la corteza prefrontal subgenual, mejorando así el bienestar mental general.

Igualmente, puedes practicar una buena higiene, asegurarte de beber suficiente agua y dormir lo debido.

Controla tus emociones

Saborea la felicidad

Alguien dijo una vez que la felicidad es como el clima, viene y se va.

Por tanto, intenta apreciarla cuando la tengas.

Durante los momentos en los que sientes como si fueras tú contra el mundo, la felicidad parece una rareza y puede ser fácil de pasar por alto.

Pero intenta encontrar momentos de felicidad cuando parece que no hay ninguno.

Felicítate por algo que hayas logrado y mantén un diario de positividad en el cual expreses gratitud por algo que te hizo feliz.

Puede ser jugar con tu perro o saborear un helado.

Nuestro cerebro está programado para recordar experiencias negativas.

Así que mejor interrumpe el patrón aferrándote a momentos felices.

Esto te ayudará para evolucionar más allá de las experiencias negativas.

Tomado de Psycho2Go Español.

También puede interesarte: Frases de sociópatas: Cuidado porque podrían confundirte (+Video)

¿Te gustó el contenido? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog