Disociación

Señales de la disociación y cómo reconocerlas

3 minutos de lectura

Es un mecanismo de defensa en el que alejas las emociones amenazantes y compartimentas los sentimientos para no tener que enfrentarte a ellos.

Señales de la disociación y cómo reconocerlas.

¿Te sientes como alejado o distanciado de tus emociones, pensamientos., entorno o incluso de tus recuerdos?

Esto forma parte de algo llamado disociación.

La disociación es un mecanismo de defensa en el que inconscientemente alejas las emociones conflictivas o amenazantes y compartimentas los sentimientos para no tener que enfrentarte a ellos.

Dentro de los síntomas disociativos hay dos que ayudan a clasificar esta experiencia.

Se tratan de la disociación por desapego o distanciamiento y la disociación por compartimentación.

La disociación por desapego se refiere a la sensación de que te han sacado de tu cuerpo.

Por su parte, la disociación por compartimentación alude a cuando tu mente deja de lado momentos o experiencias angustiosas,, lo que suele provoca una pérdida de memoria.

Vamos a enterarnos de señales de que podrías estar experimentando algún tipo de disociación.

Señales de la disociación: Pérdida de memoria

La pérdida de memoria es un signo común de la disociación.

Puede que de repente te encuentres en el trabajo o en la escuela, pero que seas incapaz de recordar cómo llegaste allí.

Esta pérdida de memoria es uno de los síntomas más rápidos de identificar porque es muy evidente.

Señales de la disociación

La razón principal porque la pérdida de memoria va de la mano de la disociación es porque tu cerebro no logra gestionar o aceptar lo que está sucediendo.

Así que activa una especie de «piloto automático».

En este momento de disociación sientes como si te separas de tu cuerpo, de ahí que te resulte difícil recordar lo que está ocurriendo puees es como si no estuvieras realmente allí.

Conviene tener en cuenta que estos momentos de disociación no siempre ocurren cuando estamos gravemente asustados o angustiados.

A veces pueden ocurrir simplemente cuando estás haciendo algo.

Desrealización: Señales de la disociación

La desrealización es otro síntoma de la disociación, que suele experimentarse como una sensación de estar en medio de un sueño en el que las cosas son incoloras, aburridas o como borrosas.

La desrealización es angustiosa y puede causar ansiedad, aunque puede afectar tanto a personas con ansiedad, depresión u otras enfermedades mentales.

Sin embargo, la desrealización difiere de otros síntomas de trastornos psicóticos en el sentido de que hay un cierto grado de consciencia.

Eres consciente de la realidad y de esa perturbadora sensación de que te alejas de ella.

Señales de la disociación: Sensación de mareo

Hay muchas razones por las que puedes sentirte mareado, pero en el contexto de la salud mental la disociación puede ser una de sus causas.

A<sí, cuando el mareo va acompañado de otros de los síntomas mencionados anteriormente, es posible que se trate de un episodio de disociación.

Señales de la disociación

Nuestro sistema vestibular es el responsable de la conciencia espacial y del sentido del equilibrio.

Sin embargo cuando sufres disociación no eres consciente de tu entorno.

Y cuando recuperas esta consciencia repentinamente y te das cuenta de lo que te rodea se produce una estimulación vestibular que ocasiona esta incómoda sensaciòn de mareo.

No sentir dolor: Señales de la disociación

Otro signo de disociación es no sentir dolor.

Hay incluso investigaciones que sugieren que la disociación no sol,o minimiza los recuerdos dolorosos, sino también el dolor físico asociado a ellos.

Sin embargo, la conexión entre la disociación y el dolor no está relacionada únicamente con el trauma, porque las personas que experimentan un dolor crónico también pueden padecer episodios de disociación.

Para aquellos que experimentan disociación como resultado de un trastorno de la salud mental, la sensación de no sentir nada físicamente puede llevarlos a autolesionarse.

Y aunque tiene sentido intentar algo que te devuelva la sensaciòn de tu cuerpo, sin duda autolesionarse no es la mejor opción.

La pérdida de la propia identidad

Otro aspecto de la disociación es la despersonalización.

Es similar a la desrealización en el sentido de que sientes que te estás viendo a ti mismo como si fueras una tercera persona.

A esto se le añade que la despersonalización te hace sentir distante con respecto a tu propio proceso mental o cognitivo.

Te sientes como un mero observador de tu propia vida.

Esta despersonalización puede ocurrir junto a otros de los síntomas mencionados y puede llegar a ser una sensación muy aterradora, como si no tuvieras ningún control de tu cuerpo.

Algunos especialistas médicos creen que el estrés extremo o el trauma pueden causar esta despersonalización.

Y bien, ¿conocías este problema de salud mental y sus síntomas?

La disociación puede ser altamente perturbadora y, en algunos casos, muy intrusiva.

No es como una enfermedad física en la que se hace un diagnóstico mediante pruebas clínicas, pero afortunadamente existen tratamientos posibles, entre ellos la psicoterapia, la medicación, la terapia familiar y la hipnosis clínica.

Así que si experimentas alguno de estos síntomas, no dudes en acudir a un profesional de la salud mental para recibir el tratamiento adecuado.

Tomado de Sapiencia práctica.

También puede interesarte: Marihuana y psicosis: ¿Se asocian entre jóvenes?

¿Te gustó el contenido? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog