Annabelle

La muñeca Annabelle y sus inquietantes fenómenos

3 minutos de lectura

¿Puede una muñeca intentar estrangular a una persona? Se trata de una cuestión demencial como todo lo que rodea a este misterioso juguete.

La muñeca Annabelle y sus inquietantes fenómenos.

Una película hollywoodense de 2014 que llevó ese nombre y dos posteriores secuelas, se han encargado de afiebrar la imaginación del público.

Lo que no todos saben es que ten perturbadora trama se basa en extraños hechos de la vida real que no tienen explicación lógica.

La muñeca Annabelle: La verdadera era de trapo

Lo cierto es que la verdadera muñeca a la que se conoce como Anabelle no era de cerámica, tal cual la muestran los films, sino de trapo.

Integraba la popular serie de juguetes Rageddy Ann Doll que en la década de 1970 hicieron furor entre los niños de Estados Unidos.

De un inocente gesto surgió un relato escalofriante a medio camino entre historia, leyenda y misterio sobre una figura que podría poner los pelos de punta por los sucesos metapsíquicos que se le atribuyen.

la muñeca annabelle

La protagonista de los hechos es Donna Jennings, para el momento estudiante de enfermería, mayor de edad, cuya madre le regaló en aquel año la muñeca.

La joven de 18 años colocó el obsequio como adorno en la habitación del apartamento que ocupaba en compañía de su condíscipula Angie Stapleton.

De repente, con el paso de los días, comenzaron a ocurrir episodios paranormales vinculados con la figurita.

Extraños fenómenos: La muñeca Annabelle

De acuerdo con el testimonio de Donna, la muñeca aparecía en posiciones distintas a cómo se había dejado.

En unas ocasiones mostraba las piernas en posición diferente a la original, los brazos cruzados en distinto ademán.

Las cosas se pusieron de castaño oscuro cuando la joven llegó a firmar que el juguete hasta cambiaba de cuarto.

Para hacer todo más enigmático comenzaron a aparecer notas escritas por alguien desconocido con mensajes que decían «ayúdanos» o «ayuda a Lou».

El colmo fue cuando se descubrió un hilillo de lo que parecía sangre.

La muñeca Annabelle: Consulta a un medium y raros sucesos

La intriga y el suspenso llegaron hasta tal punto que la aprendiz de enfermería y su amiga decidieron consultar a un medium, para indagar que era lo que estaba pasando.

Una experta en parasicología acudió al lugar e interpretó que todo se debía a la posesión de la muñeca por parte del espíritu de una niña de 7 años que se había llamado Anabelle Higgins. Al parecer, la menor había fallecido en el lugar.

la muñeca annabelle

Después aconteció un capítulo inquietante: Lou, un amigo de Donna que frecuentaba la casa, en una ocasión se quedó dormido despertando después sin poder moverse.

Asimismo, el hombre atestiguó que la muñeca había intentado estrangularlo.

Lou insistía en que lo que afirmaba no era producto de una pesadilla.

En otra oportunidad, Lou escuchó ruidos raros en la recámara. Entró descubriendo, sin embargo, que el cuarto de Donna estaba vacío. Solo se encontraba la muñeca Anabelle en una esquina.

Lo aterrador es que al acercarse al objeto se percató de que tenía varios arañazos en el pecho – cuatro horizontales y tres verticales que sanaron al día siguiente.

Estos sucesos obligaron a Donna y sus amigos a recurrir a personas especializadas.

Intervención de los Warren

Es así como fue citado el matrimonio Warren, Ed y Lorraine, expertos en ciencias paranormales, para que analizaran la situación.

Los estudiosos investigaron el caso arribando a la conclusión de que no había sido un espíritu sino un demonio el que había poseído a la muñeca.

Decidieron entonces recurrir a los servicios de un sacerdote, el padre Cooke, para que practicara un exorcismo en el apartamento con el objetivo de limpiar la casa,

Los Warren se llevaron la muñeca concluyendo así las agresiones y otros inexplicables sucesos en relación con Annabelle.

Hoy en día la muñeca se exhibe en el Museo de lo Oculto, en la localidad norteamericana de Monroe, en Connecticut, institución propiedad de Ed y Lorraine Warren.

Periódicamente se organizan visitas al público que pueden observar el objeto encerrado en una caja de madera sellada con un cristal.

Los visitantes son advertidos del peligro que representa el aparentemente inocente juguete.

Y se sabe que con frecuencia un religioso asiste al museo para rociar agua bendita sobre la muñeca Annabelle, cuya supuesta maldición es un enigma.

Tomado de Relatos del Lado Oscuro.

También puede interesarte: Ciencia y fantasmas: Razonamientos para explicarlos +Video.

¿Te gustó el contenido? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog