Salud digestiva: la clave para prevenir enfermedades

Salud digestiva: la clave para prevenir enfermedades

2 minutos de lectura

Una nutrición completa y equilibrada representa el punto de partida para aspirar a tener una buena salud digestiva

La salud digestiva nos ayuda a vernos y sentirnos bien, cuidarla es de vital importancia para el beneficio de nuestra salud en general.

Los nutricionistas recomiendan consumir alimentos naturales y sin conservantes para fortalecer el sistema inmune, mejorar la salud física y mental y reducir los niveles estrés o ansiedad.

En los últimos años se ha incrementado la cantidad de personas interesadas en el cuidado de su salud alimentaria, la prevención de enfermedades y la consulta a los profesionales de la nutrición, con el fin de mejorar los hábitos de alimentación.

Así lo explicó la especialista en nutrición y dietética, Rosangel Gómez Molina, invitada por la Sociedad Anticancerosa de Venezuela a una transmisión a través de la cuenta de Instagram de la asociación.

Salud digestiva

Gómez destacó que actualmente las personas que acuden a su consultorio no lo hacen solo para perder peso, sino también para controlar patologías autoinmunes; como obesidad, diabetes, malestar intestinal, migrañas, alergias e incluso el cáncer.

“Al mejorar la alimentación, se disminuyen los síntomas de estas enfermedades; ya que esto ayudará a tener una mejor salud digestiva, pues el organismo absorbe las vitaminas de los alimentos de una manera adecuada. Así, el tránsito intestinal se mantiene en óptimas condiciones”, explicó la licenciada.

La importancia de la microbiota intestinal

Gómez también hizo énfasis en que la comunidad de microorganismos vivos residentes en el tubo digestivo (llamada microbiota intestinal) es un mecanismo a través del cual se regula el sistema inmune; y para optimizarlo, es importante ingerir fibra, probióticos y prebióticos, que ayuden a mejorar las evacuaciones y lograr el equilibrio en el intestino.

“Si tenemos estrés o ansiedad, esto también influye en la alteración de la microbiota, principalmente porque ambas patologías están asociadas a emociones que no se han podido canalizar”, destacó.

La especialista asegura que no tener un sistema inmune fortalecido mediante la ingesta de antioxidantes (que provienen de frutas y vegetales), trae como consecuencia un desequilibrio, en el que pueden presentarse síntomas como náuseas, vómito, distención y dolor abdominal, reflujo o evacuaciones líquidas, entre otros.

Consejos para mejorar la microbiota

“Para mejorar la microbiota recomiendo consumir mucha fibra en vegetales y frutas. Consumir al menos 27 gramos por día, incluirlos en cada comida; y utilizar alimentos antiinflamatorios, como la cúrcuma y el jengibre, contribuirá en la mejora de la salud digestiva”; expuso Gómez.

La nutricionista indica que desde niños se debe formar el hábito de consumir vegetales. Adicionalmente, de la mano con el programade la SAV: “La Lonchera de mi Hijo”, están intentando que los niños se incorporen a tareas como participar en la compra y elaboración de comidas que ellos mismos consumirán.

“Debemos buscar alimentos que fortalezcan el sistema inmune, que mejoren nuestra salud física y mental y reduzcan los niveles estrés o ansiedad. Preferiblemente naturales, con menos conservantes, saborizantes y colorantes artificiales”; puntualizó la especialista.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Tomado de ANALÍTICA

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog