La mafia mexicana también busca a Iván Márquez

//
1 minuto de lectura

Una foto borrosa de un hombre con el pecho bañado en sangre, un puñado de interceptaciones de radio y celulares, e imágenes de un helicóptero rojo con matrícula venezolana. Eso es lo único que han conseguido miembros de varias agencias de inteligencia para confirmar la versión de que Luciano Marín, alias Iván Márquez, jefe de las disidencias de las ex-FARC «Segunda Marquetalia», fue víctima de un violento atentado en territorio venezolano, tal como lo informó EL TIEMPO en primicia hace ya 9 días.

La información más fresca que se tiene sobre el caso es que Márquez habría sobrevivido al violento ataque con explosivos, ejecutado por un comando armado en el estado Bolívar (centro de Venezuela). Además, que permanece en los pisos altos de una clínica privada, a donde fue trasladado en un helicóptero militar.

El complejo hospitalario está ubicado en el centro de Caracas y fuentes locales aseguran que la seguridad en la zona fue reforzada a mitad de semana.

El otro «Iván»

EL TIEMPO tiene en su poder fotos de un helicóptero Black Hawk pintado de rojo, al que le grabaron en su cola una matrícula venezolana.

Según fuentes de inteligencia, ese fue el aparato que usó el comando armado para moverse por espacio aéreo venezolano sin ser detectado.

Continúa leyendo en El Nacional.

5 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog