Desayuno proteico a base de avena: deliciosa receta saludable y saciante

Desayuno proteico a base de avena: deliciosa receta saludable y saciante

2 minutos de lectura

El desayuno es considerado por muchos como la comida más importante del día. Por eso, te traemos una deliciosa receta para un desayuno proteico a base de avena

La avena, primero en forma de copos y después también como harina, salvado o en forma de bebida vegetal, ha conquistado nuestra despensa a raíz de ponerse de moda como alimento para deportistas. Sin ser la panacea ni un pretendido superalimento, sí tiene multitud de beneficios, entre ellos su mayor contenido en proteínas y fibra. Así que no lo dudes y prepara este delicioso desayuno proteico a base de avena.

Los desayunos a base de avena llevan siendo comunes desde hace siglos en muchos países, donde los porridges han sido para muchas clases humildes un alimento energético básico de supervivencia. Hoy en día por suerte podemos aprovechar este cereal en sus múltiples formas para ir más allá de las gachas, con masas como la que te traemos, enriquecida con otros ingredientes que suman mas proteínas.

Desayuno proteico a base de avena

El resultado es una especie de pastel o bizcocho jugoso, saciante y tierno, que podemos hornear en un solo molde para cortar en porciones o dividir en moldes individuales de cualquier tipo, sean tartaletas o de muffins o magdalenas. Incluso se podrían hacer en microondas con moldes adecuados, jugando con el tiempo de cocción -un par de minutos, a ojo, según el tamaño-.

Usamos huevos enteros y claras, pero podrían usarse solamente claras de huevo si prefieres disminuir la grasa. Además empleamos skyr, pues es un lácteo muy rico en proteínas, con muy poca agua, espeso; si usas otros yogures la consistencia de la masa podría variar, quedando quizá algo más húmeda. Si no tienes proteína en polvo, añade más harina de avena o usa algún fruto seco molido como el cacahuete o la almendra.

Ingredientes:

  • Huevo (peso sin cáscara) 120 g
  • Clara de huevo 100 g
  • Yogur skyr natural u otro yogur natural cremoso o queso fresco proteico 450 g
  • Harina de avena 80
  • Copos de avena 50 g
  • Proteína en polvo (de suero de leche o vegana) 25 g
  • Esencia de vainilla o canela o ralladura de cítricos… 7.5 ml
  • Tahini o crema de frutos secos natural (opcional) 15 g
  • Eritritol (ocional) 40 g
  • Fruta al gusto

Preparación:

1-Precalienta el horno a 170º C con aire o con calor arriba y abajo a 180º C. Engrasa los moldes elegidos si es necesario. Bate en un recipiente los huevos con las claras, la vainilla si es líquida y el erititrol si se usa, hasta que espumen un poco.

2-Añade el yogur o skyr, ralladura de cítricos o vainilla en polvo y/o canela molida si se usa, la harina de avena, los copos y la proteína, y mezcla con las varillas hasta tener una mezcla homogénea. Divide en los moldes o en uno grande apto para el horno.

3-Decora con fruta al gusto y, opcionalmente, más copos de avena o frutos secos. hornea hasta que al pinchar el centro con un palillo salga casi limpio, unos 20-25 minutos para moldes pequeños, y esperar fuera del horno a que se enfríen antes de desmoldar.

Con qué acompañar el desayuno proteico de avena

Según el tamaño de las porciones este desayuno alto en proteínas será más o menos saciante, sin resultar pesado al estómago, y nos mantendrá sin picos de hambre durante toda la mañana. Podemos acompañarlo de más fruta de temporada y el café, leche, té o bebida vegetal que suelas tomar.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace.

Tomado de DIRECTO AL PALADAR

CURADAS | Tu compañía en información…

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog