frenar el envejecimiento

Frenar el envejecimiento: el primer paso hacia una longevidad sana

3 minutos de lectura

Frenar el envejecimiento es el primer paso hacia una longevidad sana y activa

Las pruebas genéticas constituyen hoy el umbral de acceso al conocimiento que permiten tratar a cada individuo según su información genética.

Al identificar aquellos factores que precipitan el deterioro celular, podremos controlar la velocidad del envejecimiento.

Debemos combatir el envejecimiento tal como combatimos las enfermedades

Todos tenemos una genética individual, un código con el cual nacemos y que nos caracteriza.

Esa genética define una porción de lo que necesitamos para ser longevos.

La otra parte la define cómo hemos vivido, cómo nos hemos alimentado, cómo hemos manejado el estrés, cómo nos hemos cuidado. Es decir, la otra porción la define el estilo de vida.

Basados en esta conclusión, la pregunta es: ¿Realmente podemos vivir más de lo que nuestro organismo y nuestro código genético establece?

La respuesta es sí.

Sí podemos «controlar» el paso del tiempo, ya que podemos intervenir en la velocidad con la cual envejecemos.

Y ello es viable cuando logramos identificar esos factores que precipitan el deterioro celular y los controlamos. Así estaremos frenando la velocidad con la cual envejecen nuestras células.

Frenar el envejecimiento: el gran primer paso

La comunidad científica constantemente evoluciona en este tema, llegando en la actualidad a desarrollar unos seis tipos de marcadores, potencialmente útiles para calcular la edad biológica, la edad de nuestras células.

Uno de los más comunes es la longitud de los telómeros, que son los extremos de nuestros cromosomas. Estos extremos se van acortando con mayor o menor rapidez durante el envejecimiento.

También tiene gran aceptación el análisis de la metilación del ADN, que muestra “el apagado o encendido” de los genes y sus modificaciones a lo largo de las distintas etapas de la vida, en lo que hoy se conoce como Epigenética.

Esta información determina la edad celular, es decir, la edad biológica. Su estudio, junto con el análisis del estilo de vida, arrojan información vital para que podamos tomar acciones que permitan reducir la velocidad con la cual estamos envejeciendo “por dentro”.

Los telómeros cortos o la codificación de determinados genes silenciados, son variables que determinan el inicio de la senescencia celular y están directamente asociadas a las enfermedades relacionadas con la edad.

Diagnósticos precisos, acciones oportunas para frenar el envejecimiento

Disponer de nuestra información genómica es sumamente valioso, pues permite actuar de forma preventiva ante ciertas enfermedades asociadas al envejecimiento, como la demencia, el Alzhéimer, la diabetes, la hipertensión, entre otras.

Determinando la edad biológica, podemos saber qué tan susceptible puede ser una persona a estas enfermedades y recomendar ciertos hábitos que le ayuden a frenar la velocidad de este envejecimiento.

También la aplicación de pruebas de ADN especializadas ayudan a profundizar el conocimiento genético en áreas puntuales de la salud, para actuar anticipadamente, ya que son análisis más específicos que indagan cuál es la predisposición y las posibilidades, genéticamente ciertas, de contraer determinadas patologías o de desarrollar determinadas capacidades.

Hay pruebas de ADN Salud, ADN Deporte, ADN Nutrición, ADN Piel, entre otras, que constituyen un gran primer paso y representan el ingreso al autoconocimiento genético, hoy considerado la clave para tratar al organismo de forma individualizada, porque se sustenta en el conocimiento real de limitantes y oportunidades para el máximo desarrollo de posibilidades.

El envejecimiento es un factor de riesgo muy importante

Sin embargo, como medida de prevención, las pruebas por sí solas no son suficientes. Se necesita su integración a una consulta especializada que permita establecer cuál es el tratamiento apropiado para cada caso, en función de los resultados. Su combinación con la evaluación médica, abordará el objetivo de salud de manera precisa.

Tenemos que combatir el envejecimiento tal como combatimos las enfermedades. No olvidemos que el envejecimiento es el factor de riesgo más importante para la mayoría de las enfermedades y condiciones que afectan la salud.

Conocernos mejor ayuda a tratar el cuerpo de la forma más adecuada, y esto es lo que puedes obtener de la genética, más conocimiento para poder frenar el envejecimiento, para vivir más años, y para vivirlos con calidad. Es la puerta de entrada a una longevidad sana y activa.

Te puede interesar…

Los gerontolescentes, los nuevos jóvenes de más de 60 años

Doctora Katiuska Rivera

Especialista en Medicina Estética, Fotomedicina y Medicina Antiaging.

Síguela en Instagram

@soyproage

@drakatiuskarivera


Una de las principales acciones que puedes hacer para estar mejor en la vida es disminuir la soledad.

Curadas te acompaña en sus grupos de WhatsApp y Telegram en los que puedes solo recibir noticias, y si lo prefieres, conversar.

Únete a nuestros grupos para recibir noticias y conocer y conversar con otras personas.

WhatsApp

Telegram

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog