En Costa Rica la migración está rebasando los «límites de lo razonable»

///
2 minutos de lectura

Con casi un millón de inmigrantes, principalmente de Nicaragua, Cuba, Venezuela y Haití, el problema migratorio en Costa Rica está «rebasando los límites de lo razonable», dijo el canciller Arnoldo André Tinoco.

«A día de hoy, hay 140.000 solicitantes de refugio en espera. Estamos recibiendo 500 solicitudes diarias. Ello implica un tiempo de espera para conseguir cita de siete años», dijo antes de recordar que el «20% de la población son migrantes recientes».

Con una deuda externa de 60% del PIB y un desempleo del 13-16%, el «país carece de recursos materiales, de equipo y humanos para financiar la atención de este problema», por lo que el ejecutivo del nuevo presidente costarricense, Rodrigo Chaves, busca «recursos financieros y apoyo internacional», afirmó tras participar en el Foro Político de Alto Nivel sobre Desarrollo Sostenible de la ONU, reseñado por AFP.

El canciller acaba de estar en Washington, donde funcionarios de la administración estadounidense le han «ofrecido» crear un grupo de trabajo para finales de mes con el fin de «determinar exactamente y cuantificar las necesidades y los desafíos y ver cómo podemos cooperar». Otras puertas a las que ha llamado son el Banco Mundial y el Banco Interamericano de Desarrollo.

«Consideramos que Costa Rica va a seguir siendo receptor de refugiados, pero que no es justo que el país tenga que endeudarse y pagar intereses para resolver un problema cuyo origen no es el país», dijo, aunque dejó claro que no pueden negarse a recibir «a gente que está necesitada de ayuda».

Lea también: Juntas del BCV de Maduro y Guaidó ultiman sus argumentos en el caso del oro en Londres

En el 2020, el Gobierno de Costa Rica aprobó la creación de la categoría especial de protección temporal complementaria a migrantes venezolanos, cubanos y nicaragüenses a quienes se les haya negado la condición de refugiados y se encuentren en condición de vulnerabilidad.

Esta nueva categoría, publicada en la Gaceta Oficial de Costa Rica el 12 de noviembre de ese año, establecía que los migrantes venezolanos, cubanos y nicaragüenses podrán permanecer en dicho país por un plazo de dos años, prorrogable por periodos iguales, previo cumplimiento de una serie de requisitos.

Entre tanto, hace dos semanas, se supo que el Instituto Costarricense de Formación Integral (Incofin), en alianza estratégica con el Instituto Tecnológico Cosvic, otorgará becas a migrantes venezolanos para apoyar el proceso de convalidación de títulos profesionales emitidos en Venezuela.

La información la dio a conocer la representante de Juan Guaidó en ese país, María Faría, quien detalló que el convenio abarca la asignación de 65 becas totales y parciales, con ofertas de formación en emprendimiento, en servicio al cliente y otras carreras técnicas.

Faría manifestó que esto puede ser un impulso para los cientos de profesionales que están en Costa Rica y aún no logran convalidar sus títulos.

Redacción Curadas.com

Con información de AFP

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog