Pan de queso brasileño: delicioso y esponjoso para toda la familia

Pan de queso brasileño: delicioso y esponjoso para toda la familia

1 minuto de lectura

El pan de queso brasileño es ideal para la tarde, aunque en lugar de café, consumas té o chocolate, pues lo bueno es que se lleva con todo

El pan de queso brasileño, es un pequeño bollo de queso, que se hornea y habitualmente se toma como merienda y desayuno, que se acompaña con un cafecito y es un plato bastante popular en Brasil. Es originario del estado Minas Gerais. Su nombre real es pão de queijo en portugués y merece completamente la pena probarlo.

Algo que tienes que saber es que a diferencia de otros bollos que se encuentran rellenos de queso, este más bien contiene el queso en toda su estructura en sí, de hecho, el acabado que tiene es a veces como el de una ligera costra de queso en su corteza, que desde luego también se puede disfrutar en grande, sobre todo cuando hace ¡crunch!

Es ideal para la tarde, se acompaña muy bien casi con cualquier otro ingrediente o incluso bebidas. Así que si ya te viste bebiendo chocolate, canela o cualquier otra bebida caliente y comiendo estos bollitos, mejor junta los ingredientes y ¡manos a la obra!

Pan de queso brasileño

Ingredientes:

  • 250 mililitro de leche
  • 125 mililitros de aceite
  • 500 gramos de harina
  • 1 cucharadita de sal
  • 3 huevos
  • 250 gramos de queso parmesano rallado

Preparación:

1-En una olla, añade el aceite, la sal y la leche. Luego, colócala al fuego y remuéve hasta que alcance el punto de ebullición. Reserva.

2-Posteriormente, tamiza la harina en un bol y añáde lentamente a la leche tibia para integrarla. Así, vas a formar una mezcla consistente. Además, evita que te queden grumos.

3-Déja que la mezcla se enfríe y agrega los 3 huevos para integrar todo.

4-Después, añade el queso parmesano rallado y amasa todo hasta lograr que la masa no se te adhiera a las manos.

5-Una vez la masa este lista, déjala reposar por alrededor de 14 minutos para que sea más sencilla de manipular.

6-Coloca en una bandeja papel aluminio y comienza hacer las bolitas de aproximadamente 2 cms. Si quieres, puedes ayudarte con una cuchara de helado.

7-Precalienta el horno a 180 °C y coloca la masa a cocinar por aproximadamente 20 minutos o hasta que observes que esté dorada. Retira del horno y listo.

Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de GASTROLAB

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog