Red Velvet: delicioso bizcocho para sorprende a toda la familia

Red Velvet: delicioso bizcocho para sorprende a toda la familia

2 minutos de lectura

Disfruta de esta deliciosa versión de Red Velvet y aprovéchalo para esas tarde de lluvia con tu bebida favorita

El bizcocho es, probablemente, de las recetas que han enamorado al mundo por su consistencia y su espectacular sabor, el cual tiene una gran cantidad de variedades entre vainilla, naranja, marmoleado, yogurt y más, podríamos extendernos en una gran lista de variedades en cuanto a sabores y variedades, porque al final, para todos los gustos hay. Sin embargo, existe uno que se ha ganado el corazón de muchos: Bizcocho Red Velvet.

El red velvet por su traducción: terciopelo rojo, es una de las opciones más populares que se han dado y desde hace un tiempo, este tipo de panecitos con tonalidad roja han adquirido mayor popularidad.Aunque la versión en bizcocho es mucho menos conocida, se sabe que su principal receta es en forma te pastel con glaseado, lo cual ha conseguido enamorar un sin fin de paladares.

Red Velvet

Aunque hoy, también hay más recetas, se dice que su origen fue exactamente en el siglo XIX, donde se utilizaba cocoa para suavizar la textura de los pasteles y pro ello recibían el nombre de «terciopelos». Otra historia curiosa se remonta en la Segunda Guerra Mundial, donde supuestamente los panaderos hacían uso del jugo de remolacha para mejorar el color de sus pasteles y hacerlo rendir más, dado que mantenía la humedad del bizcocho.

Cualquiera que sea su versión, es bastante bueno tener una receta como esas y, justamente por ello, el día de hoy queremos dejarte está delicia de bizcocho de red velvet, que si bien aún está lejos de ser más aclamado como en Navidad, no podríamos negarnos a disfrutarlo en una buena rebanada.

Ingredientes:

  • 250 grs de azúcar
  • 3 huevos
  • 350 grs de harina
  • 250 ml de aceite (oliva o girasol)
  • 1 cdita de extracto de vainilla
  • 15 g de cacao en polvo
  • 1 cdita de sal
  • 1 cdita de bicarbonato de sodio
  • 250 ml de leche tibia
  • Jugo de 1/2 limón
  • Colorante rojo (en pasta)

Para la cobertura

  • 100 grs de chocolate blanco fondant
  • 100 ml de nata (para montar)

Preparación:

1-En un bowl mezcla la leche tibia y el limón. Deja reposar por 10 minutos.

2-Lleva los huevos con el azúcar a la batidora y deja hasta obtener una consistencia cremosa y blanquecina. Añade aceite al hilo y poco a poco. Integra perfectamente y cuando lo tengas integra la vainilla, el colorante, la leche y el limón.

3-Remueve hasta obtener una textura homogénea.

4-Tamiza la harina con el cacao, la sal y el bicarbonato. Integra a la mezcla anterior poco a poco y de manera envolvente.

5-Cuando tengas la mezcla, lleva a un molde previamente engrasado. Es importante golpear un poco para eliminar el aire por completo.

6-Lleva al horno precalentado a 175ºC por 40-45 minutos.

7-Puedes hacer la prueba del palillo para comprobar que es perfecto.

8-Saca y deja enfriar.

9-Para la cobertura: Pon el chocolate, previamente troceado en una olla caliente con la nata. Deja hasta que alcance el hervor . Es importante remover constantemente hasta lograr una consistencia homogénea.

10-Sirve sobre el bizcocho desmoldado y listo.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de GASTROLAB

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog