Comer uvas ayuda al cerebro contra la demencia

Comer uvas ayuda al cerebro contra la demencia

/
1 minuto de lectura

Comer uvas puede reducir las posibilidades de desarrollar demencia durante la vejez, según un estudio

Las uvas son un alimento milenario que, más allá de ser el ingrediente fundamental del vino, tienen un alto nivel nutritivo, por lo tanto comer uvas es beneficioso para la salud.

Aquello de «somos lo que comemos» es un dicho recurrente que no está falto de razón. Está demostrado que la alimentación influye de forma directa en nuestra salud y si la cuidamos podremos evitar futuras dolencias y alargar nuestra vida.

La última prueba es la conclusión de un estudio que ha descubierto que comer uvas puede reducir las posibilidades de desarrollar demencia, así como prolongar la vida cinco años.

El hallazgo se ha publicado en la revista Foods dentro del marco de una extensa lista de impactos positivos de comer fruta. Los investigadores remarcan que este alimento que está al alcance de todos es más beneficioso para aquellos que siguen dietas occidentales ricas en grasas, puesto que esta fruta contiene sustancias químicas que estimulan las bacterias intestinales saludables y reducen así el colesterol.

Comer uvas

Además, las uvas contienen antioxidantes. Estos mantienen al cuerpo seguro frente a radicales libres dentro del cuerpo (inflamaciones) o fuera de él (contaminación, rayos UV o el humo del tabaco.

Hasta ahora se conocía que prevenían varias enfermedades, incluido el cáncer, pero ahora se ha demostrado que también protegen al cerebro contra el desarrollo de la demencia al mejorar la función de las neuronas o las células nerviosas.

Otros beneficios

Pero no acaban aquí las ventajas que produce la ingesta de uvas: esta fruta quema calorías a medida que se digieren, lo que ayuda a estimular el metabolismo. Otro estudio realizado por la Universidad de Western New England reveló que también puede disminuir el riesgo de desarrollar la enfermedad del hígado graso, una afección causada por el almacenamiento de grasa adicional en el hígado, y aumentar la esperanza de vida cinco años más.

Los estudios se realizaron en ratones alimentados con dietas ricas en grasas propias de los países occidentales. Solo la mitad de los ratones recibieron suplementos de uva y posteriormente se comparó su cerebro, hígado y salud metabólica con las que no los recibieron.

El profesor de farmacéutica John Pezzuto, coautor del estudio y autor de más de 600 estudios científicos, expresó que las uvas en realidad cambian la expresión de los genes, lo que describió como «algo muy notable».

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de SALUD + BIENESTAR

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog