Macarrones del cardenal: rica receta para un almuerzo en familia

Macarrones del cardenal: rica receta para un almuerzo en familia

1 minuto de lectura

Aunque la pasta se considere a menudo un alimento de consumo diario, también puede ser el ingrediente principal para un plato festivo, prueba de ello son estos macarrones del cardenal

Esta receta de macarrones del cardenal forma parte del recetario tradicional de la gastronomía catalana. Consta en el Receptari de la cuynera catalana, una obra anónima escrita en 1835, y en los últimos años se ha popularizado gracias al cocinero Carles Gaig. Es un plato ideal de fin de semana para sorprender a tus amigos y familiares: su crema de queso y gratinado crujiente es irresistible.

Macarrones del cardenal

Ingredientes:

  • 200 gr. de macarrones
  • 200 gr de secreto ibérico
  • 500 ml. de nata
  • 125 gr. de parmesano rallado
  • 2 cebollas de Figueres
  • 4 tomates maduros
  • Sal y pimienta negra
  • Aceite de oliva

Preparación:

1-Pica las cebollas y los tomates, sin piel ni pepitas. Calienta aceite en una sartén y sofríe las cebollas con una pizca de sal hasta que estén caramelizadas. Añade el tomate y prosigue con el sofrito hasta obtener una textura de mermelada.

2-Corta el secreto ibérico en daditos, sazona con sal y pimienta, y saltéalo en una sartén con un poco de aceite.

3-Reduce la nata a la mitad en un olla. Añade 100 gr. de parmesano y remueve hasta que se deshaga.

4-Cuece los macarrones en abundante agua salada unos 10 minutos o el tiempo que indique el fabricante. Escurre y reserva.

5-Pon una capa de macarrones en la base de una bandeja de horno. Cubre con un poco de crema de queso, sofrito. Repite de nuevo el proceso y acaba con una capa de macarrones y crema de queso. Espolvorea con el queso parmesano restante.

6-Introduce la bandeja en el horno a 190 °C, gratinados y calor abajo, en la penúltima posición. Hornea hasta que el queso esté dorado y ya puedes servir.

¿Te gustó el artículo? Tenemos mucho más para ti. Únete a Curadas haciendo clic en este enlace

Tomado de LA VANGUARDIA

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog