Sin rastro de los dos sospechosos del asesinato de 10 personas en Canadá

//
3 minutos de lectura

Los dos sospechosos que el domingo asesinaron a 10 personas e hirieron a otras 18 en el noroeste de Canadá siguen en paradero desconocido, a pesar de que centenares de agentes de Policía están participando en su búsqueda.

La Policía Montada canadiense emitió este lunes órdenes de arresto contra Damien y Myles Sanderson, que perpetraron un apuñalamiento múltiple en la reserva indígena de James Smith Cree Nation y en la cercana localidad de Weldon, en la provincia de Saskatchewan.

Las primeras informaciones señalaban que el número de heridos era de 15, pero la Policía Montada actualizó hoy la cifra y la elevó a 18. Todas las víctimas fueron atacadas con armas blancas.

Lea también: «Gabriel Boric acaba de sufrir un golpe político», según diputado madurista

Alertas de captura

Las autoridades han emitido alertas en las provincias de Saskatchewan, donde ocurrieron los asesinatos, Manitoba y Alberta, aunque la Policía cree que Damien y Myles Sanderson se pueden encontrar en la ciudad de Regina.

El jefe de Policía de Regina, la capital de Saskatchewan, Evan Bray, dijo en un video colgado este lunes en Twitter que, a pesar de los esfuerzos de las fuerzas de seguridad, los dos sospechosos siguen en paradero desconocido y solicitó a quienes puedan tener información que contacten a la Policía.

Myles Sanderson, de 30 años, ha sido acusado de momento de tres asesinatos además de un intento de asesinato, mientras que los cargos contra Damien Sanderson, de 31 años, son un asesinato y un intento de asesinato.

Pero las autoridades advirtieron que, a medida que la investigación avance, añadirán más cargos contra los dos acusados.

La Policía todavía no ha clarificado si los dos acusados, que ha calificado como «armados y peligrosos», están emparentados, como parece sugerir su apellido.

Antecedentes penales

La Policía de la ciudad de Saskatoon sí reveló que Myles Sanderson estaba siendo buscado desde mayo de este año por violar las condiciones de su libertad condicional.

Myles Sanderson había sido condenado a cinco años de prisión por asalto, robo, conducta maliciosa y amenazas pero, tras ser puesto en libertad condicional, despareció.

El apuñalamiento de 28 personas en James Smith Cree Nation, donde viven unas 1.000 personas en tres comunidades, y Weldon, hogar de unas 200 personas, y la huida de los supuestos autores ha causado gran preocupación en las zonas rurales de Saskatchewan.

Rhonda Blackmore, comandante de la Policía Montada de Canadá en Saskatchewan, intentó tranquilizar a la población y señaló en un comunicado que centenares de agentes están participando en la investigación.

«A la gente de Saskatchewan, por favor, que sepan que estamos utilizando todos los recursos humanos, de investigación y tecnológicos que tenemos para localizar y arrestar a las personas responsables de esta tragedia y garantizar su seguridad», afirmó Blackmore.

Primeros identificados

Las autoridades de James Smith Cree Nation han solicitado a los medios de comunicación que respeten su privacidad y no han facilitado detalles sobre las víctimas.

Pero la radiotelevisión pública canadiense, CBC, identificó a una de las víctimas mortales de los apuñalamientos a petición de su familia.

CBC dijo que Lana Head, de 49 años y con dos hijas, es una de las muertas en la reserva indígena. Head trabajaba como guarda de seguridad en un casino.

Por su parte, la cadena de televisión indígena Aboriginal Peoples Television Network (APTN), dijo que otro de los fallecidos es el esposo de Head.

Los ataques con arma blanca se iniciaron alrededor de las 5.00 hora local del domingo (11.00 GMT) en la reserva indígena de James Smith Cree Nation y en la cercana localidad de Weldon.

Dos horas después, la Policía solicitó a los habitantes de la región que se refugiaran en sus hogares y posteriormente revelaron que Damien y Myles Sanderson eran los sospechosos de los apuñalamientos.

SIN MÓVIL DEL CRIMEN

La Policía no ha indicado los posibles motivos de los ataques pero si ha señalado que algunas de las víctimas fueron agredidas de forma intencional.

En un comunicado, el jefe Bobby Cameron, responsable de la Federación de Naciones Indígenas Soberanas de Saskatchewan, que agrupa a más de 60 grupos indígenas de la provincia, apuntó a drogas.

«Esta es la destrucción a la que nos enfrentamos cuando dañinas drogas ilegales invaden nuestras comunidades», afirmó Cameron.

Con información de Efe

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog