Oscar D’ León en las Vivencias de Milagros S. Castro

5 minutos de lectura

En este episodio, Milagros nos cuenta sus Vivencias con Oscar D’ León

Confieso que no sé bailar salsa, a pesar de ser caraqueña. El no tener oído musical y contar con dos pies izquierdos, hace que no me destaque en esas artes. Pero al escuchar a mi admirado Oscar D‘ León, de cualquier manera comienzo a moverme y a sonreír. Es una combinación que no puedo evitar. Es la alegría que me inspira su son.

Y eso no es nuevo en mí. Lo comencé a seguir musicalmente desde que era estudiante de bachillerato en el Liceo Urbaneja Achelpohl en Caracas. Fue a mediados de los años 70’, cuando comenzaron sus éxitos. Mis temas preferidos de esa época eran Lloraras, Taboga, Juancito Trucupey, Parampampam y el que más me gustaba era El Frutero.

Así seguí su trayectoria, escuchando su música en mis cassettes TDK, porque los discos de 33 revoluciones los dejaba guardados para que no se dañaran, ni rayaran.

Oscar D’ León en las vivencias
Mi admirado Oscar D’ León.

De Caracas a Barquisimeto

Cuando me tocó el cambio de residencia a la Capital Musical de Venezuela fue duro. Extrañaba mi Caracas, con todo lo que implicaba (familia, amigos, fiestas, salidas, tráfico, colas y El Avila). Cuando no podría visitarla, era Oscar D’León, quien me alegraba el día con sus canciones y su contagioso swing.

Sin embargo, al pasar el tiempo, Barquisimeto me enamoró. Y mucho más el diario El Informador. Me encantaba trabajar allí. Compartir con mis compañeros de trabajo, con mis nuevos amigos y con las personas que conocía a diario, al darle cobertura a la pauta que debía cumplir.

Oscar D’ León… Te voy a entrevistar

En aquel entonces, contactar a los artistas no era tan fácil. Ni siquiera teníamos computadoras. Trabajábamos con máquinas de escribir y las informaciones nacionales llegaban por las agencias EFE, AP y Venpres.

Cuando comencé a coordinar la página de espectáculos de El Informador de Barquisimeto, tuve el privilegio de contactar a los promotores musicales de las disqueras nacionales. Y llegamos a ser amigos y hasta cómplices. Por aquello que algunos artistas llegaban a la ciudad y quería pasar desapercibidos. Pero siempre lograba entrevistarlos.

Y ante el desfile de cantantes, actores, actrices y demás exponentes de las artes y la cultura, pensaba que algún día tendría la alegría de entrevistar a Oscar. Muchos amigos de otros medios me comentaban que eso era muy difícil, ya que cuando tenía una presentación, llegaba, tocaba y se iba.

O sea, me quitaban la ilusión de poder conocerlo y compartir una interesante conversación con El Sonero Mayor. Pero, como dicen, “el que persevera, vence”. Y sabía que ese momento me llegaría tarde o temprano.

Gracias a la Feria Internacional de Barquisimeto

La Feria Internacional de Barquisimeto era un evento de primera. Se realizaba todos los años con una programación especial, colmada de música, deportes, cultura, agricultura y muchas atracciones más.

No sé por qué motivos se dejó de presentar durante un tiempo. Pero cuando ya tenía un año trabajando en esta ciudad, se reactivó. Eso fue en el año 1987. Y mi querido amigo, el recordado Don Luis Gallardo fue el presidente del Comité Organizador de la Feria Internacional de Barquisimeto por algunos años.

Un hermoso recuerdo con mi querido Don Luis Gallardo en el Aeropuerto de Barquisimeto en 1992.

De verdad, yo nunca había disfrutado tanto un evento como esas fiestas barquisimetanas. Había todo tipo de atracciones y duraban días y días. De verdad, que son vivencias inolvidables.

Desde esa fecha, 1987, comencé a formar parte del comité organizador. Y el trabajo era intenso a partir de febrero hasta que terminaba la feria en septiembre.

Así pasaron los años… Por supuesto, el desfile de artistas era descomunal. Y yo disfrutaba aún más. No solo por estar en primera fila en sus conciertos, sino también por seguir la rumba con ellos después de sus respectivos shows.

1993: Un año especial

Uno de los eventos que llamaba la atención de todos era la transmisión de la elección de la Reina de la Feria Internacional de Barquisimeto, que presentaba Venevisión, a través de su programa estelar Sábado Sensacional. Los primeros años, el animador fue el querido Amador Bendayán. Luego recibimos con el mismo cariño a Gilberto Correa.

Era un evento espectacular que se realizaba en el Domo Bolivariano de Barquisimeto. La cantidad de personas que acudía a la cita para apoyar a su candidata era sorprendente. El entusiasmo, la alegría de las barras era contagiante.

En 1993, la cartelera musical de Sábado Sensacional me cautivó. Uno de los artistas invitados era Oscar D’ León y eso me alegró muchísimo. Y lo mejor de todo es que mi amigo Julio Colmenárez, mi inseparable reportero gráfico y yo teníamos acceso libre a los camerinos.

Eso me permitió estar pendiente de la llegada de Oscar. Y cuando entró a su camerino, Julio y yo fuimos anunciados y la emoción fue total. Nos presentamos y a los cinco minutos sentíamos que nos conocíamos de toda la vida.

Hablamos, reímos, compartimos anécdotas. Fue la mejor antesala que pude disfrutar para luego escuchar sus canciones y bailar con mis dos pies izquierdos.

La inolvidable impresión que nos causó Oscar D’ León

Mi alegría era tal, que cuando llamaron a Oscar para que subiera al escenario del Domo Bolivarianos, le pedí acompañarlo hasta las escaleras. Durante el trayecto, continuó nuestra amena conversación.

Oscar y yo durante rumbo a la tarima del Domo Bolivariano de Barquisimeto.

Y, afortunadamente, gracias a Julio, me quedó un recuerdo de ese momento, porque la tradicional foto de la entrevista se nos olvidó. Fue tan agradable el encuentro con este maravilloso caballero, que estuve a punto de quedarme sin ese recuerdo gráfico. Hubiese sido muy triste para mí.

Al final me quedó la satisfacción, no solo de haberlo conocido, sino también de haberlo entrevistado. Me queda su simpatía, cordialidad, talento.

Continúa leyendo a Oscar D’ León en las Vivencias de Milagros

Y como lo he dicho en varias oportunidades, definitivamente, Oscar D’ León es patrimonio del mundo que baila a su son. Estamos orgullosos de su larga y exitosa trayectoria. De hecho, en Barquisimeto lo queremos tanto que existe el Boulevard Oscar D’ León, al este de la ciudad. Muy visitado por propios y extraños.

Oscar D’ León en las vivencias
Oscar D’ Leòn con el exalcalde del Municipio Iribarren, Alfredo Ramos, al inaugurar el boulevard que rinde homenaje a El Sonero Mayor en Barquisimeto.

Además, es una nota verlo hace unos días en Caracas, compartiendo lo mejor de su repertorio, realmente es lo máximo.

Siempre agradezco a Dios, la oportunidad de hacer tantas cosas gracias a mi profesión. Me apasiona ser periodista. Entonces, en esta oportunidad, se me dio lo que tanto esperaba. En fin, esta experiencia con Oscar D’ León es una de las Vivencias que comparto con total satisfacción y nostalgia.

Hasta la próxima.

Saludos y bendiciones.

Milagros S. Castro

@milicas33

Si te gustó leer de Oscar D’ León en las Vivencias de Milagros, disfruta de más Vivencias a continuación

Más Vivencias

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog