Compartir en:

“Te amamos de todos modos”, escribió el restaurante en redes sociales apoyando al mesero que cometió el error dándole la botella equivocada al cliente.

Un cliente del restaurante Hawksmoor en Manchester, Inglaterra, puede haber probado una botella de uno de los mejores “manjares” de su vida y aún no se da cuenta.

El hombre llegó hasta el local y pidió con su cena un vino Château Pichon Longueville Comtesse de Lalande de 2001, que tiene un valor de 260 libras, aproximadamente 330 dólares, señala Daily Mail.

Sin embargo, uno de los empleados cometió un “pequeño error” y le trajo una botella de Chateau le Pin Pomerol del mismo año, claro que la gran diferencia estaba en el precio.

Dicho vino costaba nada menos que 4.500 libras, o sea, poco más de 5700 dólares americanos.

 

 

Siga esta divertida noticia en PUBLIMETRO

Compartir en: