Compartir en:

En la historia de la ciencia marina, solo dos tiburones de bolsillo han sido capturados o reportados. Ambos son especies separadas, cada una de océanos distintos. Y ambas son extremadamente raras. 

Todos sabemos que los tiburones han tenido un poco de mala reputación inmerecida (¡gracias  a la película de “Tiburón” del año de 1975!). Pero si eres una de esas personas a quienes les dan miedo, esta nueva especie, llamada tiburón de bolsillo, podría hacerte cambiar de opinión.

En primer lugar, estos peces miden tan solo 14 centímetros de largo y tienen un bolsillo detrás de sus aletas pectorales. En esta región también están localizadas unas glándulas que producen en su interior un fluido luminoso. Además, esta especie cuenta con órganos que producen luz por en todo su cuerpo.

Es por esta razón que el tiburón de bolsillo brilla en la oscuridad.

Se cree que ayuda a atraer presas, que se sienten atraídas por el brillo mientras que el pequeño depredador, prácticamente invisible en las profundidades marinas, ataca sigilosamente. El resplandor de un animal es provocado por una reacción química que emite energía lumínica, según el Museo Nacional Smithsonian de Historia Natural.

Este tiburón de bolsillo fue descubierto en el Golfo de México en febrero de 2010. Sin embargo, fue hasta el 2019 que se clasificó como una nueva especie. Esta investigación fue publicada en Zootaxa.

“En la historia de la ciencia marina, solo dos tiburones de bolsillo han sido reportados” expresó Mark Grace, biólogo de la “Administración Nacional Oceánica y Atmosférica” (“NOAA”, por sus siglas en ingles).

 

 

Continúe leyendo este interesante hallazgo en  NATIONAL GEOGRAPHIC en español

Compartir en: