Milicianos se incorporan sin adiestramiento a una Guardia Nacional cuestionada

2 minutos de lectura

El  investigador José Rivas Leone puntualiza que la decisión del gobernante Nicolás Maduro se basa en la defensa a ultranza de la revolución. El general retirado Enrique Prieto Silva cree que la inclusión de la Milicia, creada inconstitucionalmente, busca «inflar a la tropa» y afectará la profesionalización del componente.

La decisión del gobernante Nicolás Maduro de incorporar a un contingente de milicianos a la Guardia Nacional (GN) revivió los cuestionamientos a la fuerza de complemento creada por el expresidente Hugo Chávez, contrariando el rechazo a la voluntad popular en el referendo constitucional de 2007. Al mismo tiempo, dejó dudas sobre el adiestramiento de la Milicia para las funciones del componente castrense, cuya misión es velar por el orden interno del país. De acuerdo con Maduro, el objetivo de esta medida es «fortalecer la seguridad y defensa del espacio territorial».

El gobernante informó: «Procedo a incorporar a este primer contingente de milicianos al componente de la Guardia Nacional, para que se sumen plenamente a las labores de seguridad de nuestro pueblo».

Al respecto, José Antonio Rivas Leone, investigador del sector militar, sostiene que podrían considerarse varias hipótesis para la ejecutoria de Maduro como, por ejemplo: «¿La incorporación de los milicianos a la GN tendrá que ver con la alta deserción de miembros del componente o o tendrá que ver con la creación de un cuerpo, de una suerte de medio de choque, de contención, previendo alteraciones de orden público con la movilización del personal civil incorporado a un cuerpo militar o con la defensa, a ultranza, del legado de Chávez y de la revolución?».

El analista recuerda la inconstitucionalidad de la Milicia, pero además destaca que la decisión de Maduro va contracorriente a la tendencia de las fuerzas armadas en la mayoría de los países, que están supeditadas al control civil e, incluso, con la creciente tendencia de designar a civiles como Ministros de la Defensa.

«Es inédito y sui generis, en pleno siglo XXI, la creación de milicias y peor aun su incorporación como un componente, como un cuerpo cuando no se corresponde con lo señalado en la constitución de 1999, por lo cual es condenable esta ejecutoria de Maduro», añade Rivas Leone.

Añade que la Milicia, sin ningún tipo de adiestramiento y bajo un concepto ideológico y político, ingresó a la GN, un componente que ha sido blanco de denuncias. «La Guardia Nacional es el componente más señalado por violación de derechos humanos, represión, corrupción y abuso de poder», destaca José Antonio Rivas Leone.

Asimismo, el investigador cuestiona el discurso que dio el comandante de la GN, mayor general Fabio Zavarce Pabón, durante el acto aniversario en el que se incorporó el primer contingente de milicianos, al referir la existencia de una «guerra civil molecular», término que, según José Antonio Rivas Leone, no existe y evidencia el empeño de Maduro y del Alto Mando de alejarse de la sinergia mundial en materia castrense.

Continúa leyendo el artículo de Tal Cual aquí.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog