Los vegetarianos, Cl-audio de Nazoa (Audio)

Autenticidad, coherencia y mucha alegría. Con estos tres valores podríamos definir a Claudio Nazoa, el gran artista que ha dedicado su vida a la cocina, a las letras y a la comedia. Claudio Nazoa, el Barón de Maratea, el excomehuevos que tanto nos ha hecho reir, está en Curadas para llevarte su humor inteligente a través de los ultrasecretos CL-Audios.

Escucha el audio o sigue leyendo.

 

Hola.

No soy El Negro del WhatsApp. Tampoco soy El Gocho del WhatsApp.

Soy Claudio Nazoa, y hoy quiero hacerles un comentario, bueno mi comentario diario, especial para Curadas.

Quiero conversar hoy de un tema delicado que a lo mejor a alguno no le gustará, pero bueno, está ahí en el tapete. La gente fastidiosa, y con todo respeto se lo digo, fastidiosa, que se meten a vegetarianas y empiezan a hablar mal de la carne, y a decir que son cadáveres, y empiezan con aquel fastidio, dios mío.

Está bien que no coman carne, pero no ladillen a los demás que nos encanta comer carne y sangre, morcilla, chinchurria, chuleta, todas esas cosas divinas llenas de grasa que engordan y tapan las venas.

¿Por qué molestan a los que nos gustan esas divinidades? ¿Por qué no se comen sus plantas y dejen de joder? Vamos a decir la palabra grosera. No me gusta decir groserías en Curadas, pero, ¿por qué?

¿Ustedes no han pensado también, no ha pasado por su mente extraña, que cuando usted arranca una lechuga, esa lechuga tenía sus raicitas pegadas a la tierra, y esas raicitas estaban vivas chupando su aguita y la lechuga verde, y usted va y se come esa lechuga?

¿Eso no es malo entonces? ¿No es lo mismo eso que matar una vaca, o un cochino, o una gallina?

Mmm… una gallina, un sancocho de gallina, ¡Qué cosa tan sabrosa!

Dígame pararse en la encrucijada y te metes tremendo sándwich de pernil de cochino.

¡Ja!

Así que señores veganos, otro día vamos a hablar más largo de los veganos. Esos son peores todavía que los vegetarianos.

Con todo el cariño y el respeto, cómanse sus vegetales, pero no sigan echándole vaina a los que nos gusta la carne.

Es que en este país estamos locos de bola todos.

Compartir en: