Tenemos buenas noticias sobre el alcohol
Tenemos buenas noticias sobre el alcohol

Aunque beber en exceso te daña, hay buenas noticias sobre el vino.

3 minutos de lectura

He aquí algunas noticias por las que hay que brindar: Las personas que toman de dos a tres vasos pequeños de vino al día, viven más que las personas que no lo hacen.

Los científicos están finalmente llegando a una explicación de lo que la gente en Francia, España, Italia y Grecia han sabido durante siglos: Que un par de vasos al día te mantienen joven y sano.

Aunque está completamente probado que beber vino con moderación puede prevenir las enfermedades cardíacas, un interesante estudio de última aparición sugiere que en realidad puede luchar contra el proceso de envejecimiento en sí mismo.

Este estudio, fue realizado por científicos de la Harvard Medical School, quienes descubrieron en un experimento de laboratorio que el potente antioxidante llamado resveratrol, que se encuentra en el vino tinto, puede prolongar la vida de la levadura entre un setenta y un ochenta por ciento.

Aunque sabemos desde hace tiempo que el resveratrol es un gran aliado en la batalla contra el daño producido por los radicales libres, lo que ha entusiasmado tanto a los científicos es que este estudio demuestra que puede tener otro efecto bastante diferente. Creen que estimula encimas especiales del cuerpo llamadas sirtuins que previenen la muerte celular.

La única manera en la que se había conseguido esto hasta ahora era en estudios de dietas hipocalóricas. Y puestos a elegir, la mayoría de la gente prefiere beber más vino tinto que morirse de hambre.

Aunque hace falta más investigación para saber si esta bebida tiene el mismo efecto sobre las células humanas, coincide con otros estudios que conceden a beber de forma moderada su visto bueno.

Según un reciente estudio, cuanto más bebes vino tinto más se reducen las posibilidades de morir. No sólo de una enfermedad coronaria, sino de todas las causas de muerte, incluido el cáncer.

Una Buena Idea…

Una forma de reducir tu consumo de vino sin vivirlo como una prohibición, es comprar vasos para la casa de medida estándar, con capacidad para 125 ml.

Quizás no estén tan de moda como los vasos de gran tamaño que se llevan ahora, pero te ayudarán a llevar un control de las unidades que consumes.

Uno de estos vasos equivale aproximadamente a una unidad y la mayoría de la gente dice que se bebe más despacio si la bebida está en un vaso más pequeño. Siempre pide un vaso de estas características en bares y restaurantes.

La costumbre francesa de tomar con las comidas parece ser la explicación de la paradoja francesa: Su alto consumo de grasas saturadas pero su baja tasa de enfermedades del corazón.

De hecho, beber vino regularmente es reconocido por los cardiólogos como la causa de la baja proporción de enfermedades del corazón en los países mediterráneos.

Se piensa también, que el vino interfiere en la producción de un producto químico del organismo que obstruye las arterias y eleva el riesgo de sufrir un ataque al corazón. Cuando fue administrado a ratones con riesgo de padecer cáncer en otro estudio, se comprobó que el vino tinto aumentaba su esperanza de vida en un cincuenta por ciento, se piensa que debido a las propiedades anticancerígenas de dos poderosos flavonoides.

Otra Idea Más…

¿No te va el alcohol? No te preocupes, el aceite de oliva tiene efectos similares a los del vino tinto. Para saber más, consulta en Curadas el artículo Hablando de grasas… ¿Te toca el cambio de aceite?

Huelga decir que la moderación es la clave. La prueba de que demasiado alcohol puede acelerar el envejecimiento puede encontrarse con facilidad al asomarse a un bar. Beber demasiado aumenta el riesgo de padecer una enfermedad del corazón y cáncer (sin mencionar una enfermedad del hígado).

Además, como cualquiera que haya tenido resaca puede atestiguar simplemente al mirarse al espejo, demasiado alcohol tiene un efecto deshidratante y envejecedor fortísimo sobre la piel.

Es esencial limitarse a dos o tres pequeñas bebidas por noche, mantenerse dentro de los límites semanales recomendados (veintiuna unidades para los hombres y catorce para las mujeres) y tener al menos dos días sin alcohol a la semana. Intenta beber mientras tomas comida y bebe agua también.

También, elige los vinos de color tinto oscuro, elaborados a partir de estas uvas para conseguir la mayor cantidad de flavonoides posibles con cada vaso: Merlot, Cabernet Sauvignon o Pinot Noir. Ajústate a estas simples reglas y beber se convertirá en una de las maneras más placenteras de retrasar el envejecimiento. ¡Salud!

La Frase:

«El vino es una prueba constante de que Dios nos ama y adora vernos felices».

Benjamin Franklin

 

 

 

Tomado de: «Buenas noticias sobre el alcohol» de: Sally Brown. En: Vive más y Mejor. Técnicas anti-ageing para conservar la salud y la juventud, de la colección 52 Ideas Brillantes de la Editorial Nowtilus, Madrid 2005.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog