Compartir en:

Sigmund Freud: Médico neurólogo austriaco de origen judío, padre del psicoanálisis y una de las mayores figuras intelectuales del siglo XX.

Fumador empedernido, Sigmund Freud acabó sus días entre sufrimientos provocados por un cáncer de paladar, diagnosticado en 1923.

Convertido en una de las figuras más influyentes del pensamiento contemporáneo, dijo: «Si quieres vivir, prepárate para morir». Sin dejar de escribir y publicar artículos, su vida se apagó el 23 de septiembre de 1939 en Londres.

Un mundo marcado por el antisemitismo

Nacido el 6 de mayo 1856 en Freiberg (Moravia), fue el mayor de seis hermanos. Su familia se vio obligada a trasladarse a Viena para intentar reflotar el negocio de su padre.

A pesar de ser judío, el joven Freud fue educado al margen de cualquier idea religiosa y nacionalista.

Tampoco las dificultades económicas que afectaron a su familia fueron un obstáculo para ingresar en la Universidad de Viena a los 17 años, donde estudió Medicina.

Ante el creciente ambiente de antisemitismo que se respiraba en la capital austríaca, Freud decidió cambiarse el nombre y pasó de llamarse Sigismund a Sigmund, apodo con que sería conocido a partir de entonces.

Tras aprender español de forma autodidacta, fundó junto con Eduard Silberstein una especie de sociedad secreta a la que llamaron Academia Castellana.

En la mencionada asociación, bajo los seudónimos de Cipión para Freud y Berganza para Silberstein, emprendieron juntos la lectura de obras de Cervantes, entre las que destaca El coloquio de los perros, de donde escogieron sus apodos.

Estudios con estupefacientes

Entre 1884 y 1887, Freud escribió una serie de artículos en los que abogaba por el uso de cocaína con fines terapéuticos, y en algunos experimentos posteriores demostró ciertas propiedades de la sustancia como anestésico local.

En 1884 publicó un artículo titulado «Sobre la Coca», donde ofrecía una enorme cantidad de datos sobre la historia de utilización de esta planta en Sudamérica, su exportación a Europa, los efectos en seres humanos y animales, además de múltiples usos terapéuticos.

Posteriormente, el médico austríaco Carl Koller publicó los resultados de las investigaciones de Freud y obtuvo grandes éxitos en intervenciones quirúrgicas.

 

Siga leyendo sobre el padre del psicoanálisis en  NATIONAL GEOGRAPHIC

Compartir en: