Una vida menos: servicio de Nefrología del J. M. de los Ríos pierde décimo niño en 2019

1 minuto de lectura

No es fácil escribir sobre la muerte de niños pensando en una estadística. Para el corazón de una madre no es un niño más, su vida entera se desmorona de un momento a otro por una condena a muerte que les tocó vivir en un país donde la salud no se garantiza.

La tarde del lunes 7 de octubre falleció Abraham Estrada. Tenía 13 años. Padecía Lupus y síndrome Nefrótico. El adolescente pertenecía al grupo de hemodiálisis de los lunes, miércoles y viernes en el J. M de los Ríos. Sus familiares lo llevaron a la emergencia del hospital de niños de Caracas por complicaciones, perdiendo la vida sin respuestas y en un hospital abandonado por el sistema de salud venezolano cuyos representantes ya ni siquiera disimulan su desinterés por el futuro de los más vulnerables.

Abraham falleció en la emergencia. Una historia que se suma a otros 9 pequeños que mueren esperando un trasplante que no llegará. El pasado primero de octubre se cumplen 2 años y 4 meses de la suspensión del Sistema de Procura de Órganos para Trasplante en Venezuela dejando sin esperanza a miles de niños y adultos.

Logré conversar con Katherine Martínez, Directora de la organización no gubernamental Prepara Familia entregada en cuerpo y alma al apoyo y atención de pequeños del hospital de niños de Caracas y otros centros de salud pediátricos. Conmovida lamentó otra muerte y otro dolor en los pasillos ya tan golpeados del J.M.

«Depender de un trasplante en Venezuela es vivir sin esperanza. Es una condena a muerte, son ya dos años y 4 meses de suspensión del programa de trasplante y son fechas importantes e históricas que no pueden olvidarse».

Martínez recordó además que 13 servicios del hospital tienen protección por parte de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos incluido el servicio de Nefrología. «Es un adolescente que fallece en un evidente incumplimiento de las medidas cautelares otorgadas por la Cidh. El Estado no ha realizado ni un esfuerzo en cumplir con lo mínimo».

 

Vía Caraota Digital.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog