“Bloqueo criminal” de EEUU refuerza alianza de la FAN con Rusia

2 minutos de lectura

Los nuevos convenios con Moscú implican la asistencia técnica a los sistemas de defensa Pechora, Buk y Antey. El investigador Luis Alberto Buttó destaca que se reedita el patrón de opacidad revolucionaria; mientras que la analista Francine Jácome cree que el gobierno se vale de cualquier alegato para garantizar la presencia rusa en el país.

La cooperación estratégica entre Venezuela y Rusia suma 264 convenios, según ha informado el gobernante Nicolás Maduro, sin ahondar en el alcance de los acuerdos. La ampliación de las relaciones bilaterales, de acuerdo con lo anunciado la primera semana de octubre de 2019, incluye los contratos con la Fuerza Armada Nacional (FAN).

Maduro justificó la nueva fase de los convenios como un paso imperativo para superar el estado de economía de guerra y de resistencia al que se ha enfrentado el pueblo tras “el bloqueo criminal” y las agresiones de Estados Unidos. El argumento fue ratificado por la vicepresidenta ejecutiva, Delcy Rodríguez, quien aseveró que las sanciones estadounidenses contribuyen a la consolidación de la cooperación entre Caracas y Moscú.

Pero en el caso del sector defensa, las negociaciones con Rusia, principal proveedor al país, fueron iniciadas por Hugo Chávez en 2005, cuando se suscribió el contrato para suministro de los fusiles de asalto Kalashnikov АК-103.

“La dependencia de la FAN hacia Moscú data del primer lustro de la década pasada cuando se iniciaron las alianzas entre la Federación Rusa y Venezuela. En esta relación bilateral el debate es cuál es la doctrina militar venezolana, dentro de la cual se considera que no se deben comprar armas al imperio, pero el argumento del bloqueo es uno de los vocablos comodines a los que apela el gobierno”, expresó el analista Luis Alberto Buttó.

Cuando Chávez empezó los contratos con Rusia una de las razones esgrimidas fue el hecho de que Estados Unidos ya no abastecía a la FAN de los repuestos para los aviones de caza F16, adquiridos en la década de los 80. De acuerdo con la Organización No Gubernamental (ONG) Control Ciudadano para la Seguridad, Defensa y Fuerza Armada Nacional, en 2017, Rusia, principal proveedor de armamento al país desde 2005 y 2010, perdió posición frente a China. El país asiático registró en ese año un mayor número de contratos de venta de equipos militares a la FAN: con China se suscribieron 25 y con Rusia se firmaron 23.

Por otra parte, Luis Alberto Buttó considera inconveniente para el funcionamiento de la FAN tener a un país como proveedor hegemónico, con lo cual se rompe la tradición del sector. Cree que lo más grave es que Maduro replica el patrón de opacidad manifiesta porque se desconocen las característicos y el monto de los contratos, la procedencia de los recursos y, lo más grave, no pasaron por el control que la Constitución reserva al Poder Legislativo.

 

Vía TalCual.

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog