Hace cien años Albert Einstein publicó su famosa Teoría de la Relatividad
Hace cien años Albert Einstein publicó su famosa Teoría de la Relatividad

Hace cien años Albert Einstein publicó su famosa teoría de la relatividad

/
1 minuto de lectura

La teoría de la relatividad de Albert Einstein, considerada su obra maestra, su más bella intuición, puso patas arriba las ideas que hasta entonces se mantenían incólumes sobre el espacio y el tiempo.

Hace 100 años, un 6 de noviembre de 1919, un científico alemán de nombre Albert Einstein comenzó a hacerse famoso. Ese día, las conclusiones de un encuentro conjunto de la Royal Society de Londres y la Royal Astronomical Society convirtieron al que había sido un empleado de una oficina de patentes en una figura de fama mundial. El tiempo le convertiría en icono de la ciencia y del siglo XX.

Pero vayamos por partes. Se puede decir que el luminoso ascenso de Einstein ocurrió gracias a seis minutos y 50,75 segundos de oscuridad. Más en concreto, a la sombra arrojada por un eclipse solar total, ocurrido el 29 de mayo de 1919, y que llevó a un grupo de astrónomos británicos a internarse en la isla africana de Príncipe y en las cercanías de Sobral, en Brasil. Allí fue donde los investigadores sir Frank Watson Dyson y sir Arthur Stanley Eddington pudieron aprovechar que el disco lunar hizo de «visera» con la que tapar la luz de nuestra estrella, y así medir la posición de una serie de estrellas situadas detrás.

¡Eureka! La luz se curva

Los cálculos posteriores revelaron que en la cercanía del Sol, las estrellas se desviaban de su posición habitual en una quincuagésima parte de milímetro. Esta discrepancia, por otra parte una seña de calidad del trabajo de los astrónomos, coincidió con lo predicho por la Relatividad General, de Albert Einstein: sus ecuaciones permitieron adelantar que la inmensa masa del Sol sería suficiente para doblar un rayo de luz, mínimamente, y desviar la imagen situada más atrás.

Así que aquel 6 de noviembre de hace un siglo los científicos publicaron nada más y nada menos que la primera demostración experimental que confirmaba la Relatividad General, un marco teórico y matemático que dibujaba un nuevo universo, uno donde el espacio-tiempo se curva y es relativo, la masa y la energía son equivalentes y los fotones son a la vez partículas y ondas. Desde aquel momento, el marco físico de Isaac Newton se hizo insuficiente para explicar el comportamiento de las masas más inmensas. Quedaba atrás un mundo dominado por la armoniosa Mecánica; a partir de entonces, y a la vez que se consolidaba la Mecánica Cuántica, comenzó a nacer un mundo caótico e indescifrable donde el humano se siente pequeño. Uno donde caben un Big Bang y miles de millones de galaxias.

 

Continúe leyendo esta interesante noticia en   ABC ciencia

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog