Programa Venezolano de Educación y Acción para los Derechos Humanos (PROVEA), emitió un informe donde devela el aumento de casos de tortura en Venezuela en los 9 meses que han transcurrido en el 2019.

“Se denunciaron 34 casos de tortura, y hubo 554 víctimas individuales de este crimen contra los derechos humanos … La mayoría son hombres jóvenes y pobres» es parte de lo que se puede leer en el informe.

La cifra, de enero a septiembre de este año, representa un aumento del 508.25% en el número de víctimas contadas en comparación con los 12 meses de 2018, cuando se registraron 109 casos de personas torturadas. Según esa ONG, es la «cifra más alta documentada» en 31 años de monitoreo.

«La mayoría de las personas torturadas (98.55%) eran hombres, jóvenes y pobres. La edad de las víctimas varía entre 18 y 50 años», agrega en el documento. «Del total de víctimas registradas por PROVEA entre enero y septiembre, 408 (73,64%) fueron detenidos por la comisión de delitos comunes; 124 (22,38%) eran detenidos militares acusados ​​de conspirar contra (el presidente) Nicolás Maduro, y otros 22 (3.97%) fueron civiles detenidos por razones políticas o en el ejercicio de su derecho a la manifestación pacífica», es parte de lo que se puede ver en el documento.

Según PROVEA, en los primeros nueve meses de 2019, 21 personas «murieron como resultado de la tortura por parte de las fuerzas de seguridad. Diecinueve de las muertes reportadas ocurrieron en centros de detención preventiva bajo el control de la Policía Nacional Bolivariana (PNB) del Cuerpo de Investigación Científica, Criminal y Criminalística y policía regional«.

El estado Carabobo tiene el mayor número de víctimas, con 201 personas torturadas (36.28%). En segundo lugar, se encuentra el estado de Miranda, con 181 víctimas (32,67%). Anzoátegui ocupa el tercer lugar, con 101 víctimas (18,23%).

Redacción Curadas.

Compartir en: