La Embajada de Venezuela en Brasil fue incautada este miércoles 13 de noviembre por funcionarios y diplomáticos leales al presidente Juan Guaidó, reconocido por Brasil como el jefe de Estado venezolano y gobierno legítimo.

La ocupación fue confirmada en un comunicado por la embajadora María Teresa Belandria Exposito, quien en junio presentó sus cartas de credencial al presidente Jair Bolsonaro. El titular del régimen Nicolás Maduro ha transmitido llamadas de audio para pedir ayuda de partidos y organizaciones de izquierda en Brasil.

Según un comunicado oficial, la Oficina de Seguridad Institucional Presidencial niega que el gobierno brasileño tenga alguna participación o haya alentado la invasión.

Brasil y los otros países del Grupo de Lima, además de más de 60 naciones, reconocen a Juan Guaidó como el presidente legítimo de Venezuela y Maduro solo un usurpador. La ocupación es similar a lo que sucedió el domingo 10 de noviembre en La Paz, Bolivia, cuando los venezolanos leales a Guaidó tomaron el control de la embajada.

Los funcionarios de la embajada desertaron y colaboraron con la ocupación de colegas leales a Guaidó. La embajadora Belandria invitó a los otros empleados a permanecer en sus lugares de trabajo, asegurándoles sus plenos derechos laborales.

Adeptos al régimen así, como representantes políticos de izquierda que apoyan a Lula da Silva, satanizaron el hecho diciendo que se había violado el territorio venezolano por medio de la intromisión de las personas que están autorizadas por el presidente Guaidó. Por otro lado, también, culparon a Jair Bolsonaro, presidente de Brasil, por supuestamente, permitir esta intromisión.

En este grupo de personas, que actuaron de forma violenta desde la ilegalidad, se encontraba Miguel Barroso, quien fungía de presidente en el llamado de sistema de manejos de divisas Cadivi.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

#AHORA

Una publicación compartida de Carla Angola TV (@carlaangola) el 13 Nov, 2019 a las 11:35 PST

Compartir en: