Marlon Brando sigue dando de qué hablar

1 minuto de lectura

Marlon Brando y su vida atormentada y de excesos sigue dando de qué hablar. Ahora en la voz de William J. Mann, destacado autor de biografías de grandes figuras de Hollywood, quien acaba de lanzar el libro The Contender (que podría traducirse como El aspirante).

En 700 páginas, Mann traza un retrato descarnado «pero respetuoso y sin malicia», según la reseña de The Times, sobre uno de los actores más brillantes del siglo XX, reportó el diario español El País.

The Contender: The Story of Marlon Brando es “una biografía grande, extensa, meticulosamente investigada y, en su mayor parte, convincente que nos dice todo lo que siempre quisimos saber sobre el hombre y algo más”, escribió, por su parte, The Washington Post.

Una vida digna de una película

La escandalosa vida sexual de Brando, borracheras, conflictos en los rodajes, relación con las mujeres – y también con hombres – llamó siempre la atención de los medios, tanto como su calidad actoral.

Su niñez marcada por el maltrato de sus padres, pero también su activismo social – una de las causas a la que más contribuyó fue la defensa de los nativos americanos, para la cual donó miles de dólares – forman parte de esta nueva biografía de Brando.

«Todos los rumores sobre la locura de Brando se quedan cortos», dijo de él una vez Harris Katleman, expresidente de Fox.

Brando nació el 3 de abril de 1924 en Omaha, Nebraska. Muy joven se trasladó a Nueva York, donde se formó como actor de teatro con Stella Adler, una de las más prestigiosas profesoras de Estados Unidos.

Ganó fama mundial en la década de los 50 por sus intervenciones en Un tranvía llamado deseo (1951), ¡Viva Zapata! (1952) y Nido de ratas (1954), por la cual ganó su primer Oscar.

Su carrera declinó por un buen tiempo. Pero regresó en los 70 con El padrino (1972), que la que ganó su segundo premio de la Academia; El último tango en París (1972) y Apocalipsis ahora (1979). Su papel en Superman (1978) fue muy comentado, pero por los 3 millones de dólares que cobró por los pocos minutos que duró su actuación en el film.

Su última película fue Cuenta final (2001). Murió el 1 de julio del 2004 en Los Ángeles, a los 80 años, a consecuencia de una fibrosis pulmonar.

Redacción Curadas

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog