Rubén González

González sufrió una crisis hipertensiva en La Pica

1 minuto de lectura

Rubén González, dirigente sindical quien se encontraba privado de libertad, sufrió una recaída hipertensiva en la cárcel de La Pica, donde se encontraba. Mauro Zambrano, también dirigente gremial, fue el que dio la información por su cuenta de Twitter.

Zambrano informó que hasta los momentos se desconoce a qué centro de salud se encuentra. Agregó que tienen días denunciando que a Rubén González ha sido víctima de torturas por parte de fuerzas de seguridad que lo custodian.

De la misma manera responsabilizó a el líder del régimen, Nicolás Maduro, de lo que le pueda suceder al dirigente gremial.

Más temprano, Yarudid González, la hija del sindicalista Rubén González, denunció que las manifestaciones en protesta por el encarcelamiento de González fueron impedidas por la Dirección General de Contrainteligencia Militar.

“En Ciudad Guayana es poco lo que podemos hacer en protesta desde las empresas básicas porque están tomadas por los entes del gobierno. Hacer una asamblea a las afueras de Ferrominera es imposible porque nos mandan inmediatamente al Dgcim” dijo la hija del dirigente a medios de comunicación.

“Hace poco hicimos una rueda de prensa y al minuto estaban los efectivos del Dgcim, los manifestantes y periodistas nos dijeron que los persiguieron, le tomaron fotos. Todos sienten temor, porque ven lo que ha pasado y cada quien cuida su vida y su libertad, saben que Rúben González siendo sindicalista está preso, qué quedará para un trabajador normal” agregó.

La familiar alertó que tenían más de 8 días pidiendo el traslado del González a un centro de salud, debido a los problemas renales que padece “No lo hemos logrado, el martes lo que hicieron fue tomarle la tensión y se dieron cuenta que está bastante alta”.

“No está fácil su salud, porque tiene bastante tiempo, se le presentó cuando estuvo preso la primera vez, a él se le obstruyen los canales orinarios y ahora en la cárcel no hay agua potable, tenemos que llevársela y cuando se le acaba tiene que hacer un proceso para hacerla potable porque está contaminada, tienen que hervirla varias veces y colarla. Está corriendo peligro y no tiene la alimentación adecuada que debería tener una persona de 60 años que está enferma” concluyó.

Redacción Curadas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog