Catherine Fulop
Catherine Fulop

Catherine Fulop: “Estoy muy agradecida con la vida”

///
14 minutos de lectura
Por Katty Salerno

De Catherine Fulop se podría creer que nació enmantillada, como decían nuestras abuelas. Bella, dotada de un cuerpo espectacular, inteligente y simpática a más no poder, ha alcanzado el éxito como actriz, modelo y animadora de radio y televisión. Y como siempre se está reinventando, también escribió un libro que ha tenido muy buena acogida en Argentina, país al que llegó el 30 de septiembre de 1993 y donde construyó su hogar al lado del empresario Osvaldo Sabatini. Desde entonces solo viene de visita a Venezuela, el único punto débil en su felicidad.

Sus logros, sin embargo, no son fruto de la suerte sino de su esfuerzo inagotable, su espíritu emprendedor y su gran intuición, de la que se ha valido para tomar decisiones trascendentales. “¡Nunca he parado en mi vida.  Nunca! Tengo muchísima capacidad de trabajo. No le tengo miedo a los desafíos, a los retos. Soy de echar para adelante», aseguró la actriz y modelo venezolana en esta entrevista exclusiva con Curadas.

Hija de padre húngaro y madre venezolana; nacida en el barrio El Dorado, de Petare, y criada en Macaracuay, adonde su familia se mudó cuando ella tenía 10 años, inició su carrera como actriz en 1987, un año después de quedar tercera finalista en el concurso de Miss Venezuela. Comenzó con pequeños papeles hasta que en 1988 protagonizó, junto a Fernando Carrillo – quien fue su primer esposo –, la telenovela Abigail, que le abrió las puertas internacionalmente.

“En 1991 me fui a Milán, Italia, a hacer una fotonovela y algunos programas en televisión. De hecho, grabé junto a Fernando Carrillo el tema principal de Abigail, que en Italia se llamó Marilena”, contó al recordar sus inicios.

¿Qué sentiste en ese momento? ¿Imaginaste que no volverías?
No sentí nada porque siempre imaginé que volvía a mi tierra. Que iba y venía. Que iba por un tiempo, de trabajo, y volvía a mi tierra.

En esa época no era común que los venezolanos dejaran el país…
Es cierto, en esa época no nos íbamos de Venezuela. Ganábamos sueldos millonarios en Venezuela, es la verdad. Me fui a probar suerte y para aprovechar esos contratos que habíamos logrado.

Un amor de telenovela

Después de Italia se fue a España y estando allí la llamaron de Argentina para protagonizar la telenovela Déjate querer, junto a Carlos Mata, también venezolano. Fue entonces cuando la vida le cambió. Llegó a Buenos Aires el 30 de septiembre de 1993 y para el 2 de octubre estaba pautada la primera reunión del elenco.

“Ese día vi entrar a un hombre y a una mujer y digo ´¡guao, qué bella esa pareja!´, porque los dos eran preciosos. Él (Osvaldo Sabatini) es enorme, y ella, Alejandra Gavilanes – que sigue siendo mi amiga y que de hecho fue nuestra celestina – rubia, con unos rulos preciosos, los dos en jeans, botas… ¡Se veían bellos!”, recordó.

Él le llamó la atención de inmediato por lo buenmozo que era (y sigue siendo). Con los días aumentó el interés porque resultó que también era “muy caballeroso, muy educado, y eso me sorprendía».

“¡Hoy yo no imagino mi vida sin mi marido!”, dijo Cathy de Osvaldo, quien es hermano de la gran tenista argentina Gabriela Sabatini y ya está retirado de la actuación, dedicado a sus empresas.

También te puede interesar: Emilio Lovera: los médicos venezolanos son los mejores del mundo

Del matrimonio nacieron Oriana, de 23 años, cantante, actriz y modelo; y Tiziana, de 20, quien se acaba de graduar de diseñadora gráfica. “Me siento muy orgullosa de mis dos hijas, que han salido maravillosas, sobre todo responsables, bellas personas y con un gran corazón”, dice la orgullosa madre.

Una carrera estelar

Cathy conquistó el corazón de Osvaldo y el de los argentinos, porque la verdad es que en Argentina la adoran. Ya perdió la cuenta de cuántas veces ha sido portada de importantes revistas, de cuántas campañas publicitarias ha sido imagen, de cuántos programas de radio y televisión la han invitado. También ha sido conductora de sus propios espacios de radio y televisión, entre los que destacan Catherina 100 %, que transmitió Fox Sport entre 2002 y 2008, un programa matutino donde esta beldad venezolana ponía a todos a hacer ejercicios.

Próxima a cumplir 55 años – lo hará el 11 de marzo – en noviembre pasado Cathy fue portada de la edición argentina de la revista CARAS, lo cual no es nada nuevo en ella. Lo excepcional es que posó desnuda, conmemorando así la portada que protagonizó hace 20 años para la misma revista, y donde sus partes más íntimas estaban apenas cubiertas por una manzana.

¿Y Osvaldo qué opina de que poses desnuda?
¡¡¡Si fue él quien me dijo que tenía que hacer esa portada!!! (Risas)

Cathy arrancó el 6 de enero con Tardes bellas en Ciudad Magazine, uno de los canales de cable más importantes de Argentina. “Se trata de una revista donde hay un poco de todo: cocina, ejercicios, entrevistas… ”, apuntó.

También está a cargo de un segmento del programa El club del Moro, una revista que conduce Santiago del Moro, uno de los animadores de radio y televisión más exitosos de Argentina, y que va al aire de 6 a 10 a. m. por la emisora FM 99.9. De hecho, es el programa con más rating de las emisoras en FM de ese país.

“Acá se divierten mucho conmigo porque soy muy echadora de broma. ¡Además, les encanta nuestro acento venezolano! Este programa es de ese corte, de humor, de pasarla bien, de enviarle buena onda a toda esa gente que se levanta tan temprano para echarle piernas al país. Eso es lo que intentamos, darle ánimo a toda esa gente para que su día empiece con el pie derecho”.

La verdad, estoy muy agradecida con la vida y con ese santo que tengo que me ha sabido guiar. Y creo también que es un poco por mi alma. Me dan pálpitos y siento cuando tengo que ir por un camino.

¿Cómo es eso?
He tenido ejemplos muy claros de llamados de atención de mi alma diciéndome por dónde tengo que ir, cuál camino tomar. He sentido angustia en ciertos momentos en que he debido tomar decisiones y me he dado cuenta de que por ahí no es. Y a veces me he sentido muy feliz con otras decisiones.  Yo sabía, por ejemplo, que yo iba a venir a la Argentina. ¡Y a los cinco años ya sabía que iba a ser una estrella!

Su mejor versión

Por esos pálpitos, Catherine Fulop sabía que su libro Espléndidas, cómo lograr nuestra mejor versión, lanzado en septiembre de 2019 en Argentina con el sello de Editorial Planeta, debía ser escrito y lo supo mucho antes de que saliera de la imprenta.  “Fue hace muchísimos años, cuando empecé a hacer Catherina 100 %. La gente me abordaba en la calle para preguntarme cómo me mantenía. Qué tomaba, qué hacía, qué comía, cuál era mi rutina, cómo cuidaba mi piel, cómo cuidaba mi cabello. ¡Era como que el libro tenía que ser, que el libro estaba en mi vida!

Editorial Planeta le propuso escribirlo justo en una etapa de su vida que es bastante complicada para cualquier mujer, como lo es la de la menopausia. “Me pregunté si estaba preparada en ese momento para transmitir en mi libro lo que yo quería y desde una visión superpositiva, porque así soy yo, superpositiva».

Pero a veces en la vida solo basta con dar el primer paso. Y el primer paso fue ese, sentarme a escribir y ver qué pasaba. Tuve todo el apoyo de la editorial: gente que me ayudó a darle forma al libro, a escribirlo, a corregirlo. Tuve que hacer un repaso de toda mi vida. Fue fuerte pero lindo, porque me permitió apreciar y valorar el camino que he recorrido.

Además del cuidado de tu cuerpo también te has preocupado por tu crecimiento interior. ¿Cómo llegaste a ese proceso?
Fui entendiendo intuitivamente que era necesario que mi alma estuviera fuerte y que yo estuviera lo más serena posible para poder escucharla, porque en definitiva es la que me guía en la vida. Cuando siento que no puedo escucharme, que no estoy serena, busco la manera de conectarme con mi yo.

También me hizo falta para sobrellevar sobre todo la situación que vive mi Venezuela, que ha sido para mí muy duro. Y me ha ayudado a comprender y a tolerar y a saber que no todos pensamos igual y que a lo mejor hay personas que tienen una manera diferentísima de pensar y no por eso son mejores o peores. He tenido que trabajar mucho en ese sentido para no estar con sentimientos tan negativos como el odio, la bronca, la impotencia, la tristeza, que por un lado te quitan mucha energía y por otro impiden que salga lo bueno de ti. Entonces he tenido que trabajar mucho en ese sentido en este último tiempo y creo que lo estoy logrando.

¿Mantienes contacto con tu familia en Venezuela?
¡Por supuesto! Lamento muchísimo no haber ido en estos últimos años. No lo he hecho un poco por miedo, porque uno siente que a veces no hay garantías suficientes para los que hemos hablado en contra del régimen. Por eso ya no los veo tan seguido. Antes viajaba una o dos veces al año para visitar a mi mamá, y eso es muy triste. Me cuentan todo lo que sucede y que a uno desde afuera lo entristece un montón. Igual yo siento que ellos echan para adelante, que viven su vida, que tratan de ser felices con los que les toca.

Síguenos en redes sociales

4 Comments

  1. Admiro tu personalidad y fortaleza ante la vida para alcanzar lo que has logrado, te felicito y deseo mucha felicidad con la gran familia que conformaste y has sabido mantener unida, así es la gente venezolana y es eso lo que debemos dejar fuera de nuestras fronteras, ejemplo de trabajo constante, de amor, de inspiración para otros, de paz, de amor… Te Felicito y Te Quiero Mucho, una gran celebridad que viene a confirmar que en Venezuela los buenos somos más aunque no estemos en nuestro país y que con trabajo y esfuerzo SÍ se logran los sueños y se alcanza la Felicidad…!!! ✨

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog