Descubren el exoplaneta más parecido a la Tierra

/
1 minuto de lectura
Más de 4.000 exoplanetas se han descubierto hasta la fecha, pero muy pocos con condiciones similares a la Tierra o lo suficientemente aceptables para albergar vida.

Algunos son prometedores por albergar agua, otros son literalmente un infierno. Ahora una nueva investigación haya el que posiblemente sea el exoplaneta más similar a la Tierra, pero aún queda por confirmar si realmente existe donde se supone que debe estar.

En un estudio publicado en Astronomy & Astrophysics los investigadores dejan ver más detalles sobre Kepler-160d, el nombre técnico del posible exoplaneta en el sistema solar de Kepler-160 a unos 3.000 años luz de nosotros.

La estrella Kepler-160 se descubrió hace un tiempo y se conocía la existencia de dos exoplanetas orbitándola: Kepler-160a y Kepler-160b. Analizando datos antiguos recopilados por la NASA descubrieron que en realidad podría haber un Kepler-160c y hasta un Kepler-160d.

Este último es el que más curiosidad está despertando.

La estrella adecuada, el lugar adecuado

Kepler-160 es una estrella similar al Sol, a diferencia de otras que emiten radiación infrarroja al ser más pequeñas, Kepler-160 tiene un tamaño similar al Sol y emite luz visible. Su temperatura superficial es parecida a la del Sol, de 5.200 ºC.

La estrella es uno de los mayores condicionantes para la habitabilidad de un planeta, ya que este se ve influenciado directamente por su gravedad y la luz que emite.

Pero la estrella no es lo único que se debe tener en cuenta, también dónde y cómo se encuentra el exoplaneta potencialmente habitable. En este caso Kepler-160d parece encontrarse a una distancia adecuada para mantenerse en la zona habitable.

Es decir, ni muy cerca de la estrella para que las temperaturas sean demasiado altas ni muy lejos para que se reduzcan más de la cuenta, como ocurre con la Tierra respecto al Sol.

Con esto el exoplaneta consigue algunas condiciones que lo hacen potencialmente habitable dada su similitud con la Tierra. Los investigadores comentan que su periodo orbital es de 378 días, apenas 13 días más que la Tierra.

Recibe alrededor del 93% de la luz que recibe la Tierra y gracias a esto se estima que su temperatura media es de 5 ºC (respecto a los 15 ºC de la Tierra). Asumen que el exoplaneta podría albergar agua líquida.

vía Xataka

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog