El régimen evita sanciones y envía petróleo «escondido» a China

//
2 minutos de lectura

La agencia de noticias Reuters publicó un reportaje este domingo en el cual afirma que el régimen de Nicolás Maduro, a través de Pdvsa, estaría llevando petróleo escondido a China, para evitarlas sanciones de los Estados Unidos.

El año pasado, China reemplazó a Estados Unidos como el mayor importador de petróleo de Venezuela, otro elemento en la acalorada rivalidad entre Washington y Pekín.

La mayor petrolera china, al igual que clientes en otras partes del mundo, parecía estar cediendo ante las amenazas del presidente estadounidense Donald Trump, a pesar del apoyo declarado del presidente chino, Xi Jinping, a Maduro.

Pero China nunca dejó de importar. El crudo de Petróleos de Venezuela SA, o PDVSA, siguió llegando a puertos chinos, con la ayuda de una subsidiaria con sede en Suiza de Rosneft, la petrolera estatal rusa, y un método de entrega indirecta que hizo parecer como si el origen del petróleo fuera Malasia, según estableció Reuters.

Entre el 1 de julio y el 31 de diciembre, tanqueros entregaron al menos 18 embarques por un total de 19,7 millones de barriles de crudo venezolano, pero con nombres cambiados en puertos chinos.

Ese hallazgo se basa en una revisión de datos de seguimiento de barcos, documentos internos de PDVSA y entrevistas con cuatro analistas petroleros que han rastreado los flujos del crudo venezolano por todo el mundo.

En febrero, Washington impuso sanciones a Rosneft Trading SA, que es la subsidiaria, con sede en Ginebra, de Rosneft, señalada de ayudar a Venezuela a exportar su petróleo mediante las llamadas transferencias de “buque a buque” (STS, por sus siglas en inglés) para enmascarar el verdadero origen del crudo. Rosneft negó cualquier mala práctica.    “La compañía siempre ha estado llevando a cabo y está llevando a cabo sus negocios en total conformidad con la legislación internacional aplicable”, dijo Rosneft en un comunicado el 5 de junio en respuesta a preguntas para este artículo.

Zona gris

 Las importaciones indirectas de China de crudo venezolano caen en una suerte de zona gris, según Peter Harrell, experto en sanciones en el Centro para una Nueva Seguridad Estadounidense (CNAS), un instituto de investigación en Washington.

Harrell cree que las sanciones estadounidenses autorizan a Washington a castigar a empresas que compran petróleo de PDVSA a través de un intermediario, particularmente si la empresa “sabe o debió saber que era crudo venezolano”. Pero eso no obliga al gobierno estadounidense a actuar.

“Al final del día, estas sanciones son principalmente decisiones con base en políticas públicas”, dijo Harrell.

Reuters no pudo verificar independientemente si China sabía que el petróleo que había llegado a sus costas, a través de Rosneft Trading, provenía de Venezuela.

El Departamento de Tesoro de Estados Unidos, que aplica las sanciones comerciales, declinó hacer comentarios.

Cuando se le preguntó sobre los hallazgos de Reuters, Elliot Abrams, representante especial del Departamento de Estado estadounidense para Venezuela, dijo en una entrevista que estaban “sobre la mesa” posibles sanciones contra las compañías chinas que compran crudo transbordado.

Con información de Reuters

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog