Maduro

El régimen invocó a Jalisco: o gana o arrebata

/
2 minutos de lectura

En menos de una semana el régimen dijo ”no juego más”, pateó la mesa e hizo como Jalisco, que si no gana, arrebata.

Es así como desde que el TSJ madurista anunció que aplicaría la omisión legislativa para abrogarse las funciones de la Asamblea Nacional, han pasado solo días y ya designaron un nuevo CNE, lo instalaron y ahora van, con todo, contra los partidos.

Lo del Consejo Nacional Electoral fue veloz. De jueves para viernes pasaron por encima del Comité de Postulaciones, hicieron a un lado al Parlamento y sacaron de la manga a 15 rectores, 5 principales y 10 suplentes, supuestamente surgidos de la “negociación “ con una oposición que se prestó para el arrebato.

Para este lunes, los “rectores”, con Indira Alfonzo a la cabeza, tomaron posesión de sus cargos y llegó la otra etapa: la construcción de una oposición a la medida.

Por ello, el lunes en la noche, el TSJ del régimen anunció el ataque contra Acción Democrática. Le quitaron sus símbolos, colores y tarjetas. Ahora, Bernabé Gutiérrez, hasta hace poco  “adeco rajado” , encabeza la directiva ad-hoc del partido con 78 años de historia.

Gutiérrez se pronunció tras las críticas y argumentó que en AD había una dictadura que no dejaba disentir ni pensar distinto.  Con las mismas fue expulsado de las filas de AD y sustituido por Carlos Prósperi, en sus funciones como secretario de organización del partido.

A Gutiérrez le respondió hasta su propia hija, Guarequena, quien repudió la medida del TSJ y aseguró que la sentencia que le entregó el partido a su padre “es un ADefesio”.

PJ y VP

A medio día de este martes, el mismo TSJ hizo otra jugada maestra. Publicó otra sentencia, esta vez contra Primero Justicia. Usó la misma fórmula que con AD, despojó a sus autoridades legítimas de sus símbolos,  se lo entregó a José Brito, ese del llamado combo de los diputados Clap.  Pero en este caso, el TSJ agregó que estaban prohibidas las expulsiones de militantes.

La respuesta de los afectados no se hizo esperar. PJ no reconoce la sentencia y promete seguir adelante.

Sobre Voluntad Popular pesa una espada de Damocles. La Sala Constitucional anunció que no es competente para determinar si VP es “una organización terrorista”, a petición de un recurso interpuesto por el fiscal madurista, Tarek William Saab. Pero la instancia declinó a favor de la Sala Penal, donde se dirimen causas que tienen que ver con la justicia penal y lo que se juzga en tribunales ordinarios.

Saab había pedido el recurso a raíz de la Operación Gedeón, donde implicaron a Juan Guaidó y dirigentes de VP, a quienes han tildado de “terroristas”.

Así, las cartas están echadas. El llamado G-4 está en peligro, y como denunciaron hace algunas horas, la intención es colocar frente a esos partidos a “dirigentes” acomodaticios que digan sí a las elecciones parlamentarias que el régimen quiere convocar para este mismo año, con un CNE  y una oposición hechos a la medida.

Redacción Curadas.com

1 Comment

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog