Gratitud

Gratitud: el súper poder que alivia la insatisfacción y nos hace más felices

/
5 minutos de lectura

La gratitud es uno de los ingredientes más importantes de la felicidad. También facilita hacer amigos y ayuda a afrontar los tiempos difíciles.

Además, la gratitud es un antídoto contra la insatisfacción.

Gratitud puede significar algo muy distinto para cada persona y contexto, es un rasgo de personalidad, un sentimiento, una virtud y un comportamiento.

Cómo nos conecta la gratitud

Es probable que la gratitud sea la evolución de la reciprocidad.

Cuando nuestro cerebro reconoce que alguien ha hecho algo bueno por nosotros, el prodigioso órgano reacciona con gratitud y motiva a devolver el favor.

Jugar limpio con los demás y establecer relaciones duraderas se convirtió en una ventaja evolutiva.

Esto hizo que nuestros ancestros se unieran y establecieran lazos. Con el tiempo la gratitud se volvió algo más que un simple impulso de jugar limpio.

Las consecuencias de la gratitud

Se ha descubierto que la gratitud estimula las rutas del cerebro que intervienen en los sentimientos de recompensa, en el establecimiento de lazos sociales y en la interpretación de las intenciones de los demás.

Agradecer contrarresta directamente los atributos y sentimientos negativos como la envidia y la comparación social, el narcicismo, el cinismo y el materialismo.

Como consecuencia, quienes sienten gratitud suelen ser más felices y estar más satisfechos.

También tienen mejores relaciones, les cuesta menos hacer amigos, duermen mejor, son menos proclives a la depresión, la adicción y el agotamiento.

Por si esto fuera poco, las personas agradecidas superan mejor los traumas ya que la gratitud contrarresta con creces la tendencia a olvidar y a quitarle importancia a los eventos positivos.

La gratitud puede iniciar un bucle de retroalimentación: sentimientos positivos que llevan a un comportamiento más prosocial que a su vez produce experiencias sociales más positivas y estas provocan sentimientos más positivos.

La gratitud reenfoca la atención en lo bueno que tenemos y las consecuencias de este cambio son sentimientos mejores y experiencias más positivas.

Cómo sentir más agradecimiento

La capacidad de sentir más o menos gratitud no está distribuida homogéneamente. Tenemos lo que se conoce como atributo de gratitud, que determina nuestra capacidad de sentirla.

Nuestra capacidad de agradecer depende de la genética, la personalidad y la cultura.

Los investigadores se preguntaron si se podían diseñar ejercicios de agradecimiento y obtener más felicidad.

Importante: la gratitud no debe considerarse una solución para la depresión o un sustituto de la ayuda profesional. Es una pieza más del rompecabezas, no la solución.

El ejercicio más sencillo es llevar un diario de gratitud. Significa sentarse unos minutos de una a tres veces por semana y escribir entre cinco y diez cosas por las que nos sentimos agradecidos.

En numerosos estudios, los participantes que llevaron un diario para agradecer dijeron sentirse más felices y estar más satisfechos con la vida en general después de realizar esta rutina unas semanas.

Los estudios descubrieron cambios en el cerebro meses después de concluir.

Dar gracias puede ser una forma real de reprogramarnos. Esta investigación demuestra que las emociones no son fijas.

Estar agradecidos nos hace sentir optimistas

La forma de experimentar la vida es una representación de lo que se cree de ella.

Si mejoramos nuestras creencias básicas sobre nosotros mismos y nuestras vidas podemos cambiar nuestros pensamientos y sentimientos, lo que automáticamente cambia el comportamiento.

Es bastante alucinante que algo tan simple como la introspección puede abrir las rutas del cerebro para combatir la insatisfacción.

Esto es un motivo para sentirnos más optimistas.

Ser humano es difícil pero si nos fijamos activamente quizás descubramos que nuestras vidas son mucho mejores de lo que pensamos.

Disfruta de este maravilloso video respecto a la gratitud como antídoto para la insatisfacción.

Inspirado por este video

Curaduría Pedro Beomon.

También puede interesarte: Así es como se logra el florecimiento, lo opuesto de la languidez.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Fedecámaras: 89,4 % de empresas en Venezuela sufre por escasez de combustible

Nota Próxima

Hoteles en riesgo de cierre técnico: la pandemia y la crisis de los servicios afectan al sector

Recientes de Blog