Importancia y beneficios de la hidratación

Importancia y beneficios de la hidratación: toma suficiente agua

/
3 minutos de lectura

El cuerpo humano está compuesto de agua. El organismo es aproximadamente 66 % de agua, los huesos 22 %, los músculos 76 %, la sangre 83 %, los pulmones 90 % y el cerebro 95 %. Aunque no lo vemos, en parte somos seres líquidos. De Ahí la importancia y los beneficios de la hidratación.

La hidratación se basa en consumir líquidos en variadas formas de modo continuo y permanente.

La importancia y los beneficios de la hidratación se basan en la utilidad del agua para el cuerpo.

El agua es imprescindible para múltiples reacciones químicas y funciones corporales:

  • Regula la tensión arterial
  • Facilita la digestión
  • Balancea la temperatura al distribuir el calor
  • Refresca el cuerpo mediante la sudoración
  • Protege los tejidos del cerebro
  • Lubrica las coyunturas
  • Transporta los nutrientes
  • Se lleva los desechos de las células

La hidratación tiene como objetivo reemplazar los líquidos naturales que el organismo gasta en diferentes actividades, más cuando se efectúa ejercicio, a través de la transpiración.

El agua es un elemento fundamental para el funcionamiento de cualquier ser vivo

Consumir los líquidos del organismo sin reponerlos puede generar severas complicaciones de salud.

Importancia y beneficios de una hidratación correcta

  • Protege el funcionamiento del cerebro porque la deshidratación afecta la capacidad de concentración y el procesamiento de información y puede dificultar las tareas cognitivas, provocar desorientación y mareos y hacer que partes del cerebro se hinchen.
  • Facilita la eliminación de sustancias residuales o tóxicas.
  • Hace que los procesos digestivos sean más eficientes evitando que se hagan lentos y se genere estreñimiento.
  • Regula la tensión y facilita el bombeo de sangre por parte del corazón.
  • Fomenta el correcto funcionamiento de los riñones facilitando la eliminación de residuos mediante la orina.
  • Ayuda a proteger las articulaciones.
  • Permite que los músculos funcionen adecuadamente.

Cuánta cantidad de agua necesitas

En cuanto a la cantidad de agua que el cuerpo requiere a diario, los expertos indican que son alrededor de 2 litros y medio al día, es decir, unos 8 vasos.

La deshidratación ocurre cuando usas más líquido del que ingieres y tu cuerpo no tiene suficiente agua y otros fluidos para llevar a cabo sus funciones normales.

Lo fundamental es otorgarle al cuerpo una buena ración de líquidos perdidos o consumidos.

La hidratación puede realizarse de manera específica cuando se toman líquidos después de hacer ejercicio o cuando se consumen líquidos como parte de la alimentación común.

Muchos de los alimentos están compuestos principalmente de agua como por ejemplo las verduras de hoja y otras verduras y la mayoría de las frutas.

La mejor fuente de hidratación es el agua o, en todo caso, las bebidas hechas principalmente de agua tales como las bebidas deportivas, el té de hierbas y sopas.

Síntomas de la deshidratación: cansancio, mareos, baja presión arterial, taquicardia, contracturas musculares o calambres

El cuerpo tiene mecanismos de regulación de la concentración de sustancias en el organismo, que identifican las alteraciones en el equilibro de los líquidos corporales. Los sistemas para disminuir las pérdidas son tan eficientes que con solo una pérdida del 1 % del volumen total de líquidos del cuerpo se activa la sed.

Es importante referirnos al líquido que se pierde cuando se realiza ejercicio físico.

Evita la deshidratación

Para evitar deshidrataciones es recomendable beber medio litro de agua 1 a 2 horas antes de la sesión, ingerir 180-240 ml de agua durante el ejercicio, y las 24 horas que siguen al ejercicio tomar líquido apropiado para recuperar las pérdidas.

Hay que considerar que cuando la práctica deportiva supera la hora de duración, son apropiadas las bebidas con hidratos de carbono y proteínas para acelerar la síntesis de glucógeno y la reparación del músculo en comparación con el agua.

La sensación de sed se presenta cuando el organismo manda señales al cerebro para concientizarlo del estado de deshidratación, por lo cual es siempre recomendable consumir líquidos incluso cuando no se tiene sed.

Sentir sed es un signo de que el cuerpo ya está deshidratado, por lo que hay que continuar bebiendo agua periódicamente.

Consejos para consumir más líquidos

Tomar un vaso de agua o de jugo al levantarse.

Beber constantemente durante el día en lugar de tomar grandes tragos de una vez.

Si sufres de estreñimiento, tal vez se deba a que ingieres poca agua.

Los líquidos se absorben más fácilmente en el cuerpo cuando están algo fríos.

Para saber tu hidratación, guíate por el color de tu orina: amarillo claro es buen signo; amarillo oscuro, necesitas hidratarte más.

-Bebe periódicamente entre comidas.

Los síntomas de deshidratación evidencian la importancia y los beneficios de la hidratación

  • Boca seca o pegajosa o lengua hinchada
  • Fatiga o debilidad
  • Irritabilidad
  • Mareos o vahídos
  • Náuseas y vómitos
  • Dolores de cabeza
  • Estreñimiento
  • Sequedad de la piel
  • Pérdida de peso
  • Orina de color amarillo oscuro o disminución de la micción
Importancia y beneficios de la hidratación

Curaduría Pedro Beomon. / Tomado de Icónica Sports, Importancia.

También puede interesarte: Efectos de la deshidratación en el cerebro.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog