Nati Román: “Mi casa fue cuna de artistas”

11 minutos de lectura
Por Katty Salerno

Nati Román es actriz de teatro y cine, cantante, bailarina, compositora, humorista, graduada en Idiomas Modernos por la Universidad Metropolitana y, desde no hace mucho, también es esposa. Es divertida, inteligente, amable, inquieta y de las que les gusta tener el control, aunque reconoce que este es su peor defecto. Es difícil resumir en una sola palabra lo que ella es y hace. Tal vez la única que se aproximaría sería polifacética, que define bien a las personas como ella, de múltiples aptitudes.

Su formación artística comenzó a los 7 años, cuando ya tenía la convicción de que dedicaría su vida al arte. Tuvo la fortuna de tener unos padres que alimentaron su talento natural, lo que le permitió debutar profesionalmente, en 2012, con la obra de Broadway The sound of music, que en español se conoció como La novicia rebelde, donde interpretó a la joven Liesel Von Trapp.

“Mi casa fue cuna de artistas”, dijo Nati Román a Curadas.com desde Miami, donde vive actualmente al lado de su esposo, Ítalo Balbi, dedicado al negocio de bienes raíces.

“Desde muy pequeña, junto a mi hermana Marisa, estuve vinculada al arte gracias a mis padres, que nos inscribieron en la escuela de música Yamaha y en el grupo de teatro musical para niños Colibrí, cuya escuela estaba liderada por José Manuel Ascensao y Claudia Nieto.  Recuerdo sentirme plena, a gusto, acompañada y libre para crear. Tuve la fortuna de siempre ser apoyada por mis padres y estar rodeada de excelentes profesionales”.

Tus padres son argentinos. ¿Cuándo y por qué migraron a Venezuela?
En los años 70 a mi padre le salió un trabajo aquí y mi madre lo acompañó. Estuvieron 35 años viviendo en Caracas porque se enamoraron del Caribe, de su gente y el clima. ¡¡¡Al final Caracas es un clima!!!

¿Cómo era el ambiente familiar?
Mi familia es lo más hermoso que tengo. Soy la segunda de cinco hermanos a quienes admiro, amo y respeto tal cual son. En casa siempre hubo apoyo, comprensión y respeto por lo que nos gustaba y queríamos y así me formé yo. Me gusta que la gente cultive el respeto como valor fundamental para convivir.

¿Son muy unidos ustedes?
A pesar de la distancia somos muy unidos. Todos de una u otra manera decidimos dedicarnos al arte. Aunque la pandemia nos abrió un poco las oportunidades y ahora tengo en Caracas mi marca de granolas @lanatinola

¿Ha existido alguna rivalidad entre tú y tu hermana Marisa por el hecho de ser ambas actrices?
Para nada, siempre nos apoyamos en todo.

Pero los logros de Nati Román no se deben solamente a su talento y su buena suerte. También ha habido estudio y empeño para hacer bien lo que hace. “Disciplina”, dice,poniendo énfasis en esa palabra.

En el cine la hemos visto en El malquerido (2016), El peor hombre del mundo (2016), Yo, mi ex y sus secuestradores (2017), Bendito pecado (2018) y más recientemente Así es la química (2019).

Por ello ha logrado construir una fructífera carrera, más lo que le falta por recorrer. A La novicia rebelde siguieron los musicales Godspell (2013), Chicago (2014), La mágica historia del flautista de Hamelín (2015), El hombre de la mancha (2016-2018); y las obras de teatro Secretos de camerino (2017), El último negro (2016), Asia y el Lejano Oriente (2015), entre otras.

Eres actriz de teatro y cine, bailarina, cantante, compositora, locutora, humorista. ¿De dónde sacas tanto talento?
¡Y te faltó decir que soy licenciada en Idiomas Modernos por la Universidad Metropolitana, mención Administración y Gerencia! (Risas)

Se resume en una palabra: disciplina. Para lograr todo lo que nos proponemos en la vida hay que tener, además de talento, disciplina.

¿Hay algo con lo que te sientas más realizada? Nicole Kidman canta; René Zellweger también canta y baila, la vimos en Chicago. Sin embargo, han desarrollado sus carreras fundamentalmente como actrices.
El teatro musical permite integrar el canto, el baile y la actuación. El integrar estas diferentes disciplinas en un mismo hecho artístico me llena de disfrute. Con ello me identifico: el disfrute en el momento presente.

¿Qué recuerdas de tu debut en el teatro musical?
Aún recuerdo la emoción de cantar la famosa canción Dieciséis casi diecisiete (Sixteen going on seventeen) dirigida por la maestra Elisa Vegas con la Orquesta Gran Mariscal de Ayacucho.

¡La obra fue inolvidable! Un montaje de más de 30 artistas profesionales en escena, excelentes seres humanos, en el teatro Teresa Carreño; con la escenografía de Edwin Ermini, que en paz descanse; coreografías de mi amada maestra de danza Luz Urdaneta y la dirección de Vicente Albarracín. El montaje se mantuvo durante dos años aproximadamente gracias a la productora Claudia Salazar.

Pero como cantante profesional debutaste hace muy poco. ¿Qué te motivó a dar este paso?
¡Me encanta hacer música! Efectivamente llevo más de 10 años componiendo y cantando con muchas bandas. Sin embargo, en 2019 decidí compartir mi proyecto musical Relatos, un concierto teatral que estrené con música en vivo en una única función en un bar caraqueño.

En 2020 pretendía hacer una gira con la obra, pero la pandemia trajo nuevas oportunidades, así que decidí utilizar los medios audiovisuales y las plataformas digitales.

Grabé las cinco canciones en diferentes estudios con sus videoclips correspondientes y junto a un gran equipo creamos mi primera película musical, la cual sirvió para hilar estos cinco videoclips y canciones en una sola pieza también llamada Relatos.

Esta película musical conjuga todas mis pasiones: la actuación, el baile y la música como medio para viajar desde un lugar intimista, autobiográfico y con matices de humor, abriendo un espacio para la reflexión. Este 2021 he estado preparando el relanzamiento así que pronto tendremos buenas noticias.

Lea también: Siudy Garrido: “El flamenco me lo ha dado todo”

¿Por qué te fuiste a Miami?
Yo amo Venezuela, Caracas es mi ciudad natal. Voy a regresar en algún momento. En realidad, Miami no estaba entre mis planes. Es una sorpresa hasta para mí el verme aquí y ahora felizmente casada. Yo solo quería un poco de vacaciones y, estando aquí, mi prometido (Ítalo Balbi) me propuso casarnos, ya que estaba logrando sus proyectos inmobiliarios. Así que, con la bendición de mis padres desde Argentina, lo hicimos y aquí sigo acompañándolo.

¿Qué has estado haciendo allá, profesionalmente?
Estuve con Manual de una amante, de la escritora Marianella Alonzo, hasta el último fin de semana de agosto. Allí interpreté a Verónica en una colaboración especial de la mano de mi gran amigo Manuel Bastos en Micro Teatro Miami. Aquí hay muchos amigos y el venezolano que, por una u otra razón, se va del país, no descansa.

¿Sueñas con llegar a Hollywood?
La verdad es que no está entre mis planes, pero sería lindo conocerlo. No he ido todavía.

Ahora quisiera hacerte algunas preguntas de las del tipo del famoso Cuestionario Proust para conocer mejor a Nati Román:

¿Cuál es tu estado de ánimo más común?
La felicidad, porque depende de mí.

¿Qué virtud desearías poseer?
Ser multitasking. Poder concentrarme en varias cosas sería muy bueno.

¿Eres una mujer convencional, moralmente hablando? ¿O eres open mind?
Soy una mujer open mind.

Y en el amor, ¿cómo eres?
Entregada y comprometida.

¿Espiritual o religiosa?
Espiritual.

¿Tu principal defecto?
Querer tener siempre el control.

¿Tu ocupación favorita?
Me encantan los deportes de montaña.

¿Qué te gustaría ser?
¡Me gusta lo que soy!

¿Tu ideal de felicidad?
Ser feliz

¿Cuál sería tu mayor desgracia?
Ver sufrir a quienes amo…

¿Cómo te gustaría morir?
Jamás he pensado en esto. Creo que sin dolor.

Síguenos en redes sociales

Más de Personalidades

2 Comments

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Nota Anterior

Los apátridas en mayor riesgo ante pandemia y crisis como la de Afganistán

Nota Próxima

Contrato para obra civil en Venezuela

Recientes de Blog