Cervecería Donzella: el rincón caraqueño donde nació la lisa

Cervecería Donzella: el rincón caraqueño donde nació la lisa

4 minutos de lectura

La “lisa” era emblemática, la de mitad de tamaño o “media lisa” era famosa en la Cervecería Donzella, en el centro de Caracas

Carlos Eduardo Misle, mejor conocido como “Caremis”, en 1961 reseñó para la revista Elite los encantos y desvelos de uno de los locales más concurridos de la bohemia caraqueña hasta comienzos de los años 50, la Cervecería Donzella. Crónica que reproducimos al pie de la letra.

Caraqueñísimo recinto de alegría y cordialidad era la famosa y singular cervecería que reunió a tres generaciones de venezolanos que la disfrutaron; mereció elogios de escritores y humoristas y menciones en la música como la “media lisa” de Billo, crónicas, caricaturas y sonetos.

Por muchos años, hasta 1952, fue la Cervecería Donzella un caraqueñísimo rincón que derramó sus sifones, destapó sus botellas y llenó sus “lisas” y “medias lisas” para tres generaciones de venezolanos de nacimiento y de adopción.

Origen de la Strich

Las cervezas eran servidas en grandes copas llamadas “pumpás”, como era el nombre criollo de alto sombreros precisamente de copa o chistera, bautizado en Venezuela como “pumpá”. La cerveza pequeña también tenía nombre de sombrero y así se les pedía a los fraternos mesoneros Mira, chico, traeme otra “camarita”.

Después vinieron las “lisas”. El origen de este nombre radica en la primera Guerra Mundial. Por la guerra empezaron a escasear los grandes tarros bautizados como “pumpás” y “camaritas”. Como dejaron de venir de Alemania, Strich y Donzella tuvieron que poner en uso unos tarros lisos, sin cortes, sin adornos y sin las tapas de los tarros alemanes. Eran, simplemente, unos vasos, y quienes preferían el cristal más delgado y liviano de los nuevos empezaron a diferenciar al pedir sus néctares de cebada y lúpulo.

Cervecería Donzella

-Mira lupero: dame una bien fría, como “jocico” de foca, en un vaso liso.

O pegándole “chapa” y grito a un veteranísimo:

-íAh, “Cochino e’ Monte”: la mía en unos de esos bichos lisos…!

Y así, poco a poco, se fue imponiendo lo femenino en esa catira de alba melena que es la cerveza.

Viejo Soto, dame una lisa

En criollo quedaba bautizado el sifonero vaso cervecero. Y también la “dosis” pequeña como “media lisa”, que además valía medio real. Ha sido rotundamente recordada por el gran caraqueño de adopción Billo Frómeta en una de sus pimientosas y nostálgicas piezas. Al correr de los tiempos comenzaron a imponerse los botellones, las jarras, las medias jarras y los tercios.

La Cervecería Strich estuvo como expuse en la esquina de La Torre y luego de Torre a Madrices. Cuando Donzella le compró a quien ya era su compadre, se mudó frente a la plaza, en el local del edificio Washington, exactamente frente al sitio de la retreta, en años veinte. Cuando le pidieron dicho local se instaló cerquita: de Principal a Conde. Y en la Navidad de 1937 inauguró el gran local de Principal a Santa Capilla donde hoy funciona la prefectura establecimiento que mantuvieron los hijos Gustavo y John hasta 1952.

Tomado de CARACAS CUÉNTAME CARACAS

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog