Idioma español

El idioma español: Cómo surgió de la mezcla de lenguas

//
4 minutos de lectura

El idioma español es una expresión viva que, además de las palabras propias del castellano, ha adoptado vocablos en combinación con diferentes lenguas del mundo.

El idioma español es uno de los más importantes del mundo.

Se ha dicho que a través del español se habla con Dios.

La pregunta que cabe es de dónde viene.

Los expertos no saben a ciencia cierta cómo surgió el lenguaje humano.

Lo que sí se conoce es que los idiomas se comenzaron a diferenciar cuando las poblaciones se separaban.

El hecho de asentarse en lugares con características particulares hizo que a partir de variaciones de los dialectos nacieran los idiomas.

Se notó que muchas lenguas tenían elementos semejantes en su gramática y vocabulario.

El idioma español: ¿De cuál familia procede?

Las lenguas fueron distribuidas, entonces, en familias repartidas por el mundo.

Fue trazado un árbol genealógico de las lenguas.

El español forma parte de la familia indoeuropea.

Previamente al siglo III antes de Cristo en la península ibérica no se hablaba español.

Quienes habitaban el territorio eran iberos, tartesios, celtas y celtiberos. Inclusive, fenicios y griegos.

De las lenguas que hablaban, llamadas de sustrato, surgieron los conceptos «ser» y «estar», oriundos del celta, que no existen en otros idiomas.

De allí vienen palabras como «gancho» y «colmena».

Del ibérico tenemos «barranco» y entre los vocablos vascos «izquierda» y «chaparro».

El idioma español: Época del Imperio Romano

El Imperio Romano conquistó la región alrededor del Mediterráneo entre los siglos III al I antes de Cristo.

En su dominio los romanos impusieron el latín como lengua.

Brotaron a partir de ahí las lenguas romances, a saber español, catalán, italiano, francés, portugués y rumano.

Al mezclarse el latín con las expresiones locales dio origen a diversas lenguas: en la región de Castilla nació el castellano.

También influyeron los árabes

Luego, a raíz de las invasiones bárbaras, se fueron incorporando palabras como «guerra» o «yelmo».

De los árabes, que conquistaron la península ibérica, vinieron las lenguas mozárabes, aportando unos 4 mil vocablos.

«Almohada, «aceite» y «ajedrez» son ejemplo de ello.

El rey Alfonso Décimo, «El sabio», hizo estándar el castellano medieval, en el siglo XIII destacando lo que se hablaba en Toledo.

Más tarde, en 1492, los reyes católicos Isabel I de Castilla y Fernando II de Aragón expulsan a la árabes y hacen del castellano el idioma oficial.

Un idioma permeable

Del «Siglo de Oro data el «español áurico» con diferencias regionales.

Cuando los españoles conquistaron América el castellano se combinó con las lenguas de sustrato de cada región.

Del náhuatl de México tenemos «tomate», «chicle» y «tamal».

«Caucho», «papa» y «cóndor» provienen de Perú.

También el taíno de las Antillas adicionó sus palabras, por ejemplo, «hamaca» y «canoa».

Actualmente, el español adopta vocablos del inglés y de otros idiomas.

Por eso es que concluimos que las lenguas, como manifestación del hombre, están vivas y en constante evolución

Tomado de CuriosaMente, Wikipedia.

También puede interesarte: Cultura general: Conoce los 10 idiomas más hablados en el mundo.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog