Mascotas exóticas

Mascotas exóticas más comunes. Aprendamos sobre ellas

//
3 minutos de lectura

No es que las mascotas exóticas desplacen a las tradicionales. Pero sí asombra contemplar las especies de la fauna silvestre que son ahora parte de nuestros hogares.

Mascotas exóticas más comunes.

En julio de 2021 cuerpos policiales rescataron a un cunaguaro en la capital venezolana.

El animal se encontraba en poder de una banda criminal en la Cota 905, en la parroquia La Vega.

El hecho nos llevó a pensar en las mascotas exóticas que con mayor frecuencia posee la gente.

Por supuesto, no todos los animales pueden convivir con los humanos como mascotas.

Muchos de ellos no deben permanecer en cautiverio. Por eso es necesario asesorarse al respecto.

Solo adaptar al ámbito doméstico a animales de categoría silvestre a los cuales podamos garantizarle condiciones vitales adecuadas.

Desde hace tiempo especies como tortugas, papagayos o hámsteres se han introducido en los hogares.

Pero hay otras criaturas que están adaptándose a la compañía de personas que las prefieren a un perro o un gato.

Entre ellos encontramos reptiles, anfibios, roedores, arácnidos o ciertos mustélidos, entre otros.

Veamos una lista de algunas de estas mascotas exóticas.

Mascotas exóticas más comunes: Cacatúas, agapornis, aves de rapiña

Estas son algunas de las especies exóticas de la categoría con pico y plumas.

En general, las aves son compañeros fascinantes: cantan, hablan y hasta bailan.

Algunas son muy coloridas y su compañía resulta ser agradable.

También existe la cría de especies de rapiña que son tomadas de los nidos por traficantes y luego criadas a mano.

Pero muchas llegan al mercado negro con enfermedades metabólicas como el raquitismo.

Mascotas exóticas más comunes

Mascotas exóticas más comunes: Cobayas, conejos, chinchillas

Estos pequeños animales son bastante adorables para las personas que los mantienen en sus hogares.

Unos tienen un pelaje más amable que otros.

Se acostumbran con facilidad a la convivencia con humanos. Lo mejor es que no requieren de cuidados especiales.

Lo que sí suelen necesitar son refugios donde se sientan cómodos y no interrumpan la vida doméstica cotidiana

No es recomendable perderlos de vista pues si se les dejan sueltos por la casa pueden llegar hasta lugares peligrosos causando inconvenientes.

Mascotas exóticas más comunes

Mascotas exóticas más comunes: Hurones

Los hurones son mustélidos que se han puesto de moda durante los últimos tiempos como mascotas exóticas.

Pueden representar una compañía que desestresa a sus dueños.

El hurón es sociable pero demanda de cuidados específicos. Se debe educar adecuadamente: eso implica proporcionarle lo necesario para canalizar su tremenda energía.

Las visitas al médico veterinario son obligadas, puesto que pueden contraer enfermedades como el moquillo o la colitis crónica.

Mascotas exóticas más comunes

Mascotas exóticas más comunes: Petauro del azúcar

Este diminuto mamífero de enormes ojos negros es de costumbres nocturnas. Son muy limpios y bastante activos.

Los petauros requieren de jaulas amplias con mucho espacio vertical. Esto a fin de que el animal pueda trepar y saltar.

Asimismo, hay que prodigarles a tales criaturas cuidados específicos que deben consultarse con un especialista.

Mascotas exóticas más comunes

Mascotas exóticas más comunes: Pez payaso

Constituye una experiencia muy relajante para los humanos ver nadar a especies acuáticas ornamentales, llamativas y coloridas, en un acuario.

El pez payaso no es el único ejemplo aunque sí ahora uno de los más comunes tras haberse popularizado en la película de dibujos animados «Buscando a Nemo».

Este animal de la subfamilia Amphiprioninae es un compañero que no da mucha guerra y no exige demasiados cuidados.

Lo mejor de todo, como dirían en épocas anteriores, es que no le ladra al cartero.

Serpientes, galápagos e iguanas

Cada vez son más las casas que cuentan con terrarios donde criar a estas especies exóticas.

Su adaptación no presenta grandes complicaciones, pero se deben conocer a fondo sus necesidades nutricionales y sanitarias.

Si se trata de una serpiente venenosa están prohibidas no solo por formar parte de la fauna silvestres protegida, sino también por el peligro que conllevan.

En el caso de ejemplares constrictores, como la boa, también implican grandes riesgos.

Gecko

Son más de 1500 tipos diferentes los que cuenta este suborden de los saurópsidos.

Este reptil es un animal dòcil, simpático, de grandes ojos y unas patas muy graciosas.

Sus colores no suelen ser llamativos para facilitarle al animal el camuflaje como mecanismo de supervivencia, en su entorno natural.

Son fáciles de criar en un terrario. Los geckos se alimentan de insectos.

Tarántula

La mayoría de estos arácnidos no suponen un peligro como animal de compañía del hombre, siempre y cuando no sean molestados.

Cuidar de una tarántula no supone un gasto demasiado elevado. Es una especie que no necesita de mucho espacio.

Sin embargo, tal como suponemos todos, hay que mantenerlas lejos de la vista de una visita que sufra de aracnofobia.

Félidos

Ya lo dijimos: félidos como el cunaguaro son adoptados por personas cautivadas ante el encanto de estos animales.

Aunque, con frecuencia, algunos son especies sometidas a prácticas quirúrgicas deformantes para hacerlos «seguros» a sus propietarios.

Estos cuadrúpedos están protegidos por las leyes que velan por la conservación de la fauna.

En todo caso hay que estar consciente de las formas de comercializar a todas estas especies, algunas ofrecidas al borde de las carreteras.

Su venta indiscriminada puede incurrir en el exterminio de la vida silvestre por personas que se interesan solo en su explotación.

Tomado de Nubika, Tiendanimal, El Nacional.

También puede interesarte: Una de cada cinco especies de vertebrados silvestres son comercializadas.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog