Dinosaurio

Descubren nuevo dinosaurio en Chile. Conócelo

//
8 minutos de lectura

El Stegouros elengassen marca un hito en la paleontología por sus peculiaridades. El hallazgo arroja luces sobre la evolución de los anquilosaurios y cómo se habrían desplazado de su hábitat a otras áreas.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile.

Cada cierto tiempo la paleontología nos ofrece sorpresas que estremecen a todos.

En la nación austral no se producía un hallazgo de este tipo desde el Chilesauris diegosuarez en el 2004.

Ahora, tras encontrar los fósiles de 74 millones de años de antigüedad, se ha bautizado al nuevo espécimen como Stegouros elengassen.

Según los investigadores, de acuerdo con las características de cómo fue la morfología del animal antediluviano, Stegourus se traduce como «cola techada».

Mientras tanto, eleganssen hace referencia a un monstruo acorazado de la tradición del pueblo tehuelce, originario del sur del país.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile: Punto del descubrimiento

El por qué de tanto revuelo es que no todos los días se conoce de un dinosaurio que se defendía de los depredadores con un arma completamente única.

El descubrimiento tuvo lugar en una inhóspita zona cercana al Parque Nacional Torres del Paine, en la región de Magallanes, específicamente en el empinado cerro del Valle del Río de las Chinas.

Según lo divulgó la prestigiosa revista británica Nature, lo que se localizó en el área chilena subantártica es una nueva especie de anquilosario, una familia de los dinosaurios de pesadas armaduras.

Ahora se cuenta con más pistas sobre la procedencia de estas criaturas que parecían tanques.

Presentaban una extraña cola ósea con la forma de un garrote parecido al de obsidiana que empuñaban los guerreros aztecas, llamado macuahuitl.

“Carece de la mayoría de los rasgos que esperaríamos de un anquilosaurio y tiene un arma de cola completamente diferente”, dijo Alexander Vargas, profesor de la Universidad de Chile, coautor de la publicación.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile

Descubren nuevo dinosaurio en Chile: Supercontinentes en la mira

Revisando la prehistoria, una gran variedad de anquilosaurios se paseaba por Laurasia, el supercontinente septentrional que comprendía lo que hoy es América del Norte y Asia.

Al separarse de los estegosaurios, sus parientes más cercanos, los anquilosaurios desarrollaron pieles cubiertas de depósitos óseos, los osteodermos.

Esto ocurrió a mediados del Jurásico.

Los osteodermos formaban entramados de armaduras capaces de romper dientes. Las especies más estudiadas exhibieron, como dijimos, garrotes en la cola.

Sin embargo, afirma Vargas, sobre los parientes del continente meridional de Gonwabna, las actuales Sudamérica y la Antártida, se ha indagado menos.

Los orígenes y la evolución temprana de la familia, por lo tanto, han constituido un misterio duradero.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile: Historia de una expedición

Fue en febrero de 2018, revelan ahora, cuando paleontólogos de la Universidad norteamericana de Texas se tropezaron con los huesos del Stegouros elengassen.

Alexander Vargas ha pasado la última década trabajando en el área del descubrimiento, con investigadores como Marcelo Leppe, del Instituto Antártico Chileno.

Ellos se dedicaron a datar rocas y buscar zonas clave para hallar fósiles. Fueron advertidos del hallazgo cuando solo quedaban cinco días de la temporada de campo.

El trabajo fue arduo: laborando de noche y con mucho frío, transportaron el bloque de fósiles hasta el campamento.

En el traslado un expedicionario sufrió un esguince de tobillo, otro una rotura de costilla y varios padecieron de hipotermia.

Pero valió la pena: del bloque se extrajeron una mitad trasera en gran parte articulada, vértebras, hombros, extremidades delanteras y trozos de cráneo.

Es decir, el 80 por ciento de un esqueleto de anquilosaurio.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile

¿Cómo era la criatura?

Se calcula que el Stegourus elengassen medía dos metros de largo, tenía una cabeza proporcionalmente grande y extremidades delgadas.

Su cola era corta, rematada con siete pares de osteodermos óseos aplanados que formaban una estructura singular.

El arma de la copa parece haber evolucionado de forma independiente de otros anquilosaurios.

Los primeros animales del norte no tenían garrotes en la copa, y los posteriores los desarrollaron mediante la evolución de vértebras rígidas.

La maza de la cola se endureció mediante la fusión de osteodermos sobre las vértebras, dándole forma de cuña.

James Kirkland, paleontólogo estatal del Servicio Geológico de Utah, en Estados Unidos, manifiesta que un impacto de cola era como ser «golpeado en las canillas por un hacha de batalla».

Al analizar los aspectos anatómicos, Alexander Vargas y sus colegas concluyeron que el Stegouros Elengassen estaba muy vinculado con los anquilosaurios del sur encontrados en la Antártida y Australia.

Descubren nuevo dinosaurio en Chile

Huellas del pasado hoy en día

Expresa que tras la separación definitiva de Laurasia y Gondwana a finales del Jurásico, los anquilosaurios del norte y del sur siguieron trayectorias evolutivas diferentes.

Esto sugiere la posibilidad de que todo un linaje de Gondwana esté por descubrirse.

“El registro de los dinosaurios acorazados en el hemisferio sur ha sido bastante pobre y esta bestia es una pista de lo que nos hemos estado perdiendo”, asevera por su parte Kirkland.

Stegouris elengassen representa un gran avance para la paleontología en Sudamérica, especialmente de Chile.

Los científicos, indica el especialista austral, debaten actualmente cómo hacer que su campo de trabajo sea menos dependiente de las instituciones estadounidenses y europeas.

«En términos de logros académicos, el registro fósil de Chile es tremendamente importante”, sentenció el palentólogo chileno.

Tomado de Meganoticias, The New York Times, La Tercera.

También puede interesarte: Antártida: Descubren el huevo más grande de la era de los dinosaurios.

1 Comment

  1. Conéctate lo de científicos es suficiente porque las científicas son científicos y los autores también son autoras. Creo este narrador debe leer algo sobre el castellano. Da vergüenza y eso que Andrés Bello escribió en Chile la gramática. Me parece ridículo la forma en que se expresa al usar los dos géneros. Le faltó decir «les cientifiques». Pobre diablo»

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog