Malvaviscos caseros: un delicioso postre para los pequeños de la casa

Malvaviscos caseros: un delicioso postre para los pequeños de la casa

1 minuto de lectura

Si nunca antes has hecho tus propios malvaviscos caseros, es momento de que lo intentes, pues te quedarán más sabrosos que los que venden en las tiendas

Los malvaviscos caseros son una golosina deliciosa a cualquier hora, ya sea para consentir tu paladar con un momento dulce o incluso para agregar a tus recetas como café, chocolate y hasta ensaladas.

Tener un recipiente con malvaviscos a la mano siempre es buena idea, por eso te enseñaremos a preparar este delicioso postre con tan solo 4 ingredientes.

Lo más recomendable para esta receta es que midas todos los ingredientes antes de utilizarlos ya que la masa resultante es muy pegajosa y algo compleja de manejar,.

Así mismo deberás engrasar un molde y forrarlo con papel encerado, también es importante que uses una batidora eléctrica, aunque puedes hacerlo a mano.

malvaviscos caseros

Ingredientes

  • 20 gramos de grenetina
  • 10 cucharadas de agua
  • 2 tazas de azúcar
  • 1/2 taza de agua

Preparación

1-Comienza colocando la grenetina con las cucharadas de agua en el tazón de tu batidora, mientras se activa, coloca el agua y el azúcar en una olla y lleva a fuego medio, deberás calentar tu mezcla hasta que empiezan a aparecer burbujas pequeñas y el azúcar esté bien disuelta, en este punto será hora de retirar del fuego y reservar. Puedes darle sabor a tus malvaviscos con un poco de esencia de vainilla si gustas, aunque no es totalmente necesario le dará un buen toque, agrégala al jarabe y mezcla.

2-Una vez que tengas el jarabe listo agrega al tazón dónde está la grenetina activada, ya que el calor del jarabe ayuda a deshacerla, tendrás que empezar a batir rápidamente para ir espesando la mezcla, después de aproximadamente 15 minutos tendrás una masa esponjosa, blanca y aireada, deberás vaciarla sobre el molde y distribuir de manera uniforme, deja reposar una hora y tras este tiempo podrás cortarlo usando la fécula de maíz para evitar que el cuchillo se pegue la masa o que la masa se pegue a la mesa de trabajo.

Tomado de GASTROLAB

CURADAS |Tu compañía en información

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog