Depresión

Efectos de la depresión: Una forma sencilla de entenderla +Video

/
3 minutos de lectura

Sucede todos los días, es decir, no es algo puntual. No es «hoy estoy deprimido», sino algo que la persona va arrastrando.

Efectos de la depresión: una forma sencilla de entenderla.

Todos tenemos de vez en cuando un día malo.

No te puedes concentrar, nada te sale bien y solo te apetece alejarte de los demás y tirarte en la cama.

Pues, imagina eso pero todos los días y sin que puedas hacer nada.

No se soluciona con un café o durmiendo muchas horas.

Arreglar las cosas no radica en disfrutar un maratón de tus series favoritas.

No puedes sentirte bien y a eso se le llama depresión.

Efectos de la depresión: Un mal expandido

Con más de 300 millones de personas en el mundo que padecen depresión, seguro que has oído hablar de alguien que la sufre.

Para entender esta enfermedad mental tan frecuente e invisible, hay que ir más allá de la tristeza que todos sentimos a veces.

efectos de la depresión

Asimismo, entender cómo afecta a los pensamientos, a los sentimientos y al cuerpo entero.

La depresión es una de las principales causas de incapacidad temporal que existen.

Es decir, es la razón más común por la cual las personas no salen de casa ni van a trabahar. Y si lo hacen es como si no les sirviese de nada.

Efectos de la depresión: Problema complejo

Todo el mundo sabe que estar deprimido es como estar triste. Pero la tristeza es solo la punta del iceberg en este problema de salud mental.

En realidad es un conjunto mucho más complejo de síntomas que acompañan a los pensamientos sombríos.

Incluyen situaciones como perder el interés por los hobbies y otras actividades divertidas porque a la persona que la padece ya no le gusta de pronto lo que siempre le había interesado.

Implica dejar de tener hambre y empezar a dormir mucho o, por el contrario, no dormir nada dando vueltas en la cama.

Efectos de la depresión: Te quedas sin motivación

La depresión llega a hacerte sentir culpable de todo, que no vales para nada. Es no tener motivación.

La persona se nota más torpe, más lenta, menos capaz y con dificultades para concentrarse.

Es como si vivieras en cámara lenta y todo el mundo te adelantara.

efectos de la depresión

En los casos más graves algunos individuos tienen pensamientos frecuentes de suicidio.

Esto sucede de una forma más intensa y durante mucho más tiempo que lo que implica simplemente estar triste.

Efectos de la depresión: A toda hora

Sucede todos los días, es decir, no es algo puntual. No es «hoy estoy deprimido», sino algo que vas arrastrando.

Y no desaparece tomándose un descanso o haciendo el esfuerzo para superarlo. Es una afección que ocurre en tu cabeza, aunque mucha gente te diga que pongas de tu parte.

Es como decirle a alguien que se está hundiendo en arenas movedizas, que no es para tanto. Que puede salir solo pero que no quiere.

Tampoco ocurre la depresión por algo concreto. Tampoco es una decisión voluntaria, un «voy a deprimirme». A veces sucede sin motivo.

Cuando todo va bien y estás contento con lo que tienes la tristeza toca a tu puerta.

¿Qué pasa en el cerebro de alguien con depresión?

Existe mucha actividad cerebral o, mejor dicho, falta de actividad.

Existe un descenso de neurotransmisores, que son los que llevan la información de una neurona a otra, como la serotonina, la dopamina o la noradrenalina.

efectos de la depresión

En condiciones normales, hay mucho de ellas.

También se afecta un alto número de rutas neuronales, que son como las carreteras por donde pasa la electricidad en nuestro cerebro.

Por ejemplo, piensa en tu cerebro como en un gigantesco parque acuático, repleto de gente, toboganes y agua.

Pues, en la depresión es como si en el parque hubiera muchas menos personas, las atracciones estuvieran cerradas y fluyera menos agua.

Pedir ayuda médica

Pero antes de diagnosticarte a ti mismo una depresión deberías acudir a un médico.

Afortunadamente, por muy descorazonadora que parezca, la medicina y la psicología ofrecen remedios muy eficaces contra la depresión.

Son tratamientos que pueden marcar la diferencia y aliviar el sufrimiento mental.

Recuerda siempre que la depresión es una enfermedad con una base biológica – como una alergia o tener el colesterol alto – y tiene curación.

Estar deprimido no significa que seas débil o que no puedas afrontar los problemas. Significa que no puedes.

El cerebro es una parte más de nuestro cuerpo y puede enfermar como el resto de los órganos.

Si conoces a alguien con depresión anímalo a que hable de sus problemas en confianza y escúchale abiertamente.

Una palmadita en el hombro no le va ayudar.

Si eres tú quien padece el mal nunca olvides que no estás solo. Pide ayuda.

Tomado de TikTak Draw.

También puede interesarte: El autismo no es una enfermedad ni discapacidad sino un espectro +Video.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog