Trastorno dismórfico corporal

Trastorno dismórfico corporal: Conozca mejor esta obsesión +Video

/
3 minutos de lectura

Las ideas que la caracterizan están referidas a partes del cuerpo a las que se les asigna una especial función estética o comunicativa.

Trastorno dismórfico corporal: conozca mejor esta obsesión.

La satisfacción por la imagen corporal es un objetivo importante en la sociedad actual.

La preocupación por el aspecto físico se convierte en patológica cuando alcanza límites irracionales.

Los medios de comunicación promueven el ideal de cuerpo perfecto. Estos mensajes influyen en el desarrollo de la identidad del adolescente, quien percibe una imagen distorsionada de su propio cuerpo.

Trastorno dismórfico corporal:¿En qué consiste?

Las personas que lo padecen tienen una preocupación excesiva por su imagen corporal, por algún defecto mínimo o por imperfecciones que solo están en la mente de quien los imagina.

En el caso de que algún defecto existiera los sentimientos que este genera son extremadamente exagerados o infundados.

Estas ideas obsesivas están referidas a partes del cuerpo a las que se les asigna una especial función estética o comunicativa.

trastorno dismórfico corporal

Quienes sufren este trastorno tienen una serie de ideas sobrevaloradas acerca de su cuerpo o de algún rasgo, aunque conservan el juicio de realidad.

Gran parte de estas personas experimentan un malestar intenso en relación con el defecto y manifiestan sus preocupaciones como muy dolorosas, torturantes o demoledoras.

Trastorno dismórfico corporal: Emociones fuera de control

No pueden dominar sus emociones pero a la vez hacen poco o nada por superarlas. Suelen pasar horas cavilando acerca del defecto hasta el punto que estos pensamientos controlan sus vidas.

Por ello en muchos casos se constata un deterioro significativo en muchas áreas de la vida del sujeto.

La idea de tener un aspecto antiestético, desagradable o repulsivo se centra en determinadas partes del cuerpo, y solo en casos excepcionales abarca su totalidad.

Las preocupaciones más frecuentes se refieren a los rasgos faciales y sexuales.

El trastorno dismórfico corporal está cobrando hoy mayor relieve, debido a que muchas personas acuden en búsqueda de la cirugía plástica.

Por ejemplo, para hacerse una mamoplastia o rinoplastia imaginan que tienen una deformidad.

No obstante, ninguna operación podrá modificar la actitud de estos sujetos ante un presunto aspecto antiestético.

El trastorno dismórfico corporal afecta entre el 2,5 y el 5 % de la población, con predominio en las mujeres.

Trastorno dismórfico corporal: Conjunto de síntomas

Se refieren a defectos imaginarios o de poca importancia en la cara o en la cabeza, como acné, arrugas cicatrices, manchas vasculares, palidez o enrojecimiento del cutis.

Asimismo, vello excesivo, asimetrías, desproporción facial, delgadez del cabello e hinchazones.

Estas personas pueden preocuparse también por la forma, tamaño y otros aspectos de la nariz, párpados, cejas, orejas, boca, labios, dientes, barbilla, mandíbula, mejillas, etc.

trastorno dismórfico corporal

Cualquier parte del cuerpo puede ser igualmente motivo de preocupación: genitales, pechos, glúteos, abdomen. brazos, manos, piernas, caderas, hombros y columna vertebral, principalmente.

A veces, la preocupación puede expandirse a varias partes del cuerpo al mismo tiempo.

A pesar de que la mayoría de las quejas suelen ser específicas, algunas veces son muy vagas como cara torcida u ojos poco abiertos.

Trastorno dismórfico corporal: Sentirse feo

Suelen limitarse a hablar de su fealdad sin entrar en detalles.

Pasan varias horas al día comprobando y chequeando el defecto en el espejo o superficies reflectantes. A veces usan lupas para verlo mejor.

Tienen conductas de evitación- tapar los espejos – como de verificación.

Recurren al aseo excesivo o al maquillaje ritualizado para disminuir la ansiedad con poco resultado.

trastorno dismórfico corporal

Piden opiniones para tranquilizarse momentáneamente. Se comparan con los demás y creen que la gente los observa, critica y se burla de ellos.

Ocultan la que consideran la parte fea. Para ello usan barba, sombrero o rellenan los interiores para aparentar un pene más grande.

Aislamiento social

Los que tienen trastorno dismórfico corporal se aíslan socialmente. Comienza en la adolescencia pero suele pasar desapercibido por el ocultamiento de síntomas.

Su aparición puede ser un tanto gradual como abrupta y su curso suele ser continuo.

Gran parte de estos pacientes recurre a la cirugía estética reconstructiva u odontológica para corregir el defecto, aunque no quedan conformes y reiteran el procedimiento.

Esto se debe a que el trastorno es mental y las intervenciones médicas no corrigen las obsesiones. En el peor de los casos requieren de hospitalización al surgir ideas de suicidio.

Dada la pluralidad de causas, el tratamiento del trastorno dismórfico corporal suele psicoterapéutico o psicofarmacológico, dependiendo este último de la intensidad de los síntomas.

Con el correr del tiempo el componente de angustia presente suele dar paso una preocupación menos intensa, hipocondríaca, por la deformidad y su corrección, y mejora la calidad de vida.

Tomado de BBC News Mundo, Psicoactiva.

También puede interesarte: El autismo no es una enfermedad ni discapacidad sino un espectro +Video.

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog