Las siestas y el Alzheimer

Las siestas y el Alzheimer: un círculo vicioso que comenzamos a entender

1 minuto de lectura

Las siestas diurnas excesivas pueden indicar un riesgo elevado de demencia de Alzheimer

Médicos de Boston descubrieron un círculo vicioso entre las siestas diurnas y la demencia por Alzheimer

Los investigadores del Brigham and Women’s Hospital encontraron un vínculo entre dormir de día y el Alzheimer.

Las siestas diurnas excesivas predijeron mayor riesgo de desarrollar demencia en el futuro. Y la demencia por Alzheimer aceleró el aumento de las siestas diurnas durante el envejecimiento.

Hacer siestas diurnas es común en los adultos mayores. Los investigadores no conocen la relación entre las siestas diurnas y el envejecimiento cognitivo.

Los resultados sugieren que las siestas diurnas excesivas indican un riesgo elevado de demencia. Y también muestran que un aumento anual más rápido de siestas diurnas puede ser un signo de deterioro o progresión desfavorable de la enfermedad.

Efectos contradictorios

Hay resultados contradictorios respecto a los efectos de las siestas diurnas sobre la cognición en adultos mayores.

Algunos estudios demostraron que las siestas diurnas benefician el rendimiento cognitivo, el estado de ánimo y el estado de alerta. Pero otros estudios destacaron resultados adversos en el rendimiento cognitivo.

El estudio probó dos hipótesis

  1. Quienes toman siestas más largas y/o más frecuentes muestran progreso más rápido del Alzheimer a medida que envejecen.
  2. Quienes duermen mucho de día tienen mayor riesgo de demencia por Alzheimer.

En el estudio, más de 1000 personas de 81 años en promedio usaron un dispositivo similar a un reloj para medir patrones de sueño.

Qué aprendieron los investigadores de la relación entre las siestas y el Alzheimer

Las siestas diurnas más largas y más frecuentes fueron un factor de riesgo para desarrollar demencia por Alzheimer. Esto tanto en hombres como mujeres mayores cognitivamente normales.

Además, los aumentos anuales en la duración y frecuencia de las siestas se aceleraron a medida que avanzó la enfermedad.

Las siestas y el Alzheimer: un círculo vicioso

Las siestas y el Alzheimer

Los autores del estudio calificaron la relación entre la siesta diurna y la cognición como un círculo vicioso.

Resultados y conclusiones de la relación entre las siestas diurnas y el Alzheimer

El estudio sugiere prestar más atención a los patrones de sueño de los adultos mayores. No solo el sueño nocturno, sino también el sueño diurno.

Te puede interesar

Envejecimiento normal o alzhéimer: conoce las claves para distinguirlo

Original por RICK SOBEY | [email protected] | Boston Herald

Fuente (en inglés)

Deja un comentario

Your email address will not be published.

Recientes de Blog